¿Sabías que este año dura un segundo más? Sí, y estas son las posibles consecuencias

Foto de gizmodo.com
Foto de gizmodo.com

Estos problemas se deben a que el Protocolo del Tiempo de la Red (NTP, por sus siglas en inglés), el protocolo de Internet para sincronizar los relojes de los sistemas informáticos, está diseñado para ajustarse al estándar de los relojes atómicos y no al de la rotación de la Tierra. Y, por lo tanto, no registra por sí solo los segundos intercalares.

Con información de Diariocorreo.pe

El Servicio Internacional de Rotación de la Tierra (IERS, por sus siglas en inglés) informó que junio durará un segundo más y, por consecuencia, 2015 será más largo que 2014. Como apunta la BBC, este cambio lo registrarán los 400 relojes atómicos del mundo, repartidos en 70 laboratorios de varios países.

El mundo vivirá 4 fenómenos astronómicos hoy y mañana ¿Cuáles son?

Así, a la medianoche del 30 de junio los relojes atómicos del mundo, después de marcar 23:59:59 UTC (Tiempo Universal Coordinado) y antes de indicar las 00:00:00, marcarán las 23:59:60.

Antes de indicar las 00:00:00, marcarán las 23:59:60.

Según este sistema, también sería posible restar un segundo al mes si la rotación de la Tierra se acelerara ligeramente; en ese caso, los relojes atómicos saltarían de las 23:59:58 directamente a las 00:00:00.

¿Qué consecuencias tiene?

Aunque quizá es demasiado llamar “cataclismo digital” a lo que ocurrió la última vez que se aplicó la medida, es cierto que se registraron ciertos problemas. Varias páginas web y aplicaciones de internet vieron sus servicios interrumpidos; entre otros, Mozilla, Reddit, LinkedIn, Yelp y FourSquare.

Ante esto, cuando el servicio de Reddit cayó durante una hora el 1 de julio de 2012, la compañía escribió lo siguiente en su cuenta de la red social Twitter: “¿Alguna vez deseaste tener un segundo más? Este no es uno de esos momentos”.

La Tierra ha ido girando cada vez más lentamente sobre su eje, y gradualmente el día solar se ha alargado a razón de 1,7 milisegundos por siglo.

No lo desearían, sobre todo, quienes habían comprado un pasaje con la aerolínea Qantas.

Todo el sistema de la compañía aérea australiana colapsó durante horas. Esto obligó a los empleados a registrar manualmente a los pasajeros, lo que terminó en cientos de vuelos retrasados.

Estos problemas se deben a que el Protocolo del Tiempo de la Red (NTP, por sus siglas en inglés), el protocolo de Internet para sincronizar los relojes de los sistemas informáticos, está diseñado para ajustarse al estándar de los relojes atómicos y no al de la rotación de la Tierra. Y, por lo tanto, no registra por sí solo los segundos intercalares.

La última vez que se añadió un segundo, en 2012, la aerolínea Qantas registró cientos de retrasos.

Si quieres saber más del tema, pulsa aquí