Planes vacacionales pueden costar entre 4 mil y 10 mil bolívares semanales

plan-vacacional

Mantener los niños ocupados en el tiempo libre suele generar costos excesivos para el venezolano, pese a la situación económica del país, algunos realizan enormes esfuerzos para pagar el entretenimiento de los más pequeños de la casa. Nueva Prensa Guayana

Mediante un recorrido por las diversas escuelas que brindan planes vacacionales, para niños desde cuatro hasta 12 años, se pudo comprobar el alza de precios por un estimado de dos semanas.

Tomando en cuenta que el período vacacional suele iniciar desde el 15 de julio, hasta el 16 de septiembre,  el tiempo rodea casi  las ocho semanas. Los planes en las diferentes academias ofrecen en su mayoría un promedio de una a dos semanas máximo.

En el mercado existen diferentes opciones, desde talleres básicos de manualidades, y elaboración de postres, hasta formación académica en inglés, francés, matemáticas, fútbol, béisbol.

Inscribir a los pequeñines en actividades de manualidades, pintura, gimnasia, y música, tiene un alto precio, desde una semana en un monto que oscila  4.000, hasta 10.000 bolívares.

Entre las ofertas de las empresas dedicadas al entretenimiento destacan los planes vacacionales,  específicamente los dedicados  a la distracción y el esparcimiento. Estos usualmente brindan paseos en los parques de la zona, el disfrute de un día de piscina, regalos sorpresa y por último una tarde de cine.

El precio de un plan semanal que ofrece estas comodidades, tiene  un importe de 5.000 bolívares de lunes a viernes desde las 8:00 am hasta las 12:00pm. En ese sentido las instituciones quienes fungen la sistemática de maternal, desde tres hasta siete años de edad dan un costo de 5.000 bolívares.

Campamentos deportivos

Si la preferencia del niño se inclina hacia el deporte, la cara de la moneda suele ofrecer precios excesivos, estas clases aseguran enseñar al alumno por temporada o semana y proporcionar preparación física, asesoramiento nutricional de la mano de profesionales médicos, así también el acercamiento con jugadores de fútbol en Guayana.

Este campamento que inicia en 20 de julio y culmina el 31 de julio, tiene un costo de 10.000 bolívares, sin embargo si el cliente prefiere pagar solo una semana este cancelará un monto de 5.000 bolívares.

Por su parte, las empresas que promueven la enseñanza de béisbol ofrecen un costo de 7.400 bolívares dependiendo del club en cual se realice la actividad, este consta de técnicas básicas, defensa, día de piscina y recreación. Incluye gorra, camisa del plan vacacional e hidratación.

En comparación a las temporadas anteriores, los organizadores albergaban a  niños desde las 8:00 am hasta las 3:00pm, pero este año las horas se redujeron hasta las 12:00 pm, debido al costo extra de alimentación, lo que podría duplicar el precio actual establecido por las empresas.

En algunas instalaciones de baloncesto y natación siguen manteniendo precios accesibles, sin embargo estos son uno de los primeros en ocuparse y tienen cupos restringidos de 25 alumnos. Estas solo ofrecen hidratación, y refrigerio por un monto de 2.500 semanal.

Ocupación al 50%

Algunos propietarios y encargados de empresas, quienes prefirieron reservar su nombre, explicaron que debido al aumento de costos en las semanas recreativas, la afluencia del cliente ha descendido un 40%.

Para el año pasado un taller de arte  y manualidades de una semana, tenía  un precio de 1.500 bolívares, este año el mismo curso ofrece un costo todo incluido de 4.000 semanal. La encargada del instituto afirmó que el guayanés siempre deja las inscripciones para último momento.

“Solo se han inscrito el 50% de los niños, ya para estas fechas los padres habían realizado una reserva del cupo, si el padre se presenta el mismo día del inicio del curso o taller puede empezar sin ningún contratiempo”.

Asimismo María Luisa Lara, profesora de canto y música en un instituto privado puntualizó que los padres procuran ahorrar, pagando clases económicas en las que el niño pueda asistir dos o tres veces por semana,  y así rendir el tiempo estimado de un mes.

“Pagar clases especializadas como natación, fútbol o artes en general han elevado su precio hasta un 100%, porque deben incluirles camisas, materiales para obras plásticas, más las salidas a parques y centros de recreación”, dijo Lara.

Padres realizan proezas

Estirar el sueldo, y ahorrar desde inicios del año son algunas de las técnicas usadas por los padres de niños, para ofrecerles un descanso escolar fuera de lo común.

Moraima Bolívar dio a conocer que hace dos años acostumbraba a llevar a sus dos pequeños de viaje  en la temporada de vacaciones, pero este año solo podrá pagarles cursos de ballet para ambos y tareas dirigidas dos veces a la semana.

“La situación está sumamente difícil, en el caso de la niña tengo que comprar adicional a la clase semanal la cual tiene un precio de 2.500 bolívares, unas mallas para bailar, zapatillas, y darle para la merienda”, afirmó Bolívar.

Algunos representantes aprovechan esta etapa para reforzar la información requerida para el próximo lapso escolar. “2000 bolívares pague por el cupo de mi hijo en una escuela de matemáticas, así puede afinar algunos detalles  y no entre fuera de sí en el nuevo año”, dijo Ruth Betancourt.

Orlando Cedeño afirmó que los precios de las clases superan el estimado por los padres, al igual que los planes vacacionales, “en mi caso tengo dos niños, y debemos realizar inversiones de hasta 20.000 bolívares por los dos”.