Colgando de un risco y con un baño aéreo-transparente… Sí, el hotel que desafía el miedo a las alturas (Fotos)

hotel colgante1

Los que ya lo han probado aseguran que no es muy diferente a irse de acampada, excepto por el hecho de que estás colgando de una pared de roca a 120 metros de altura. ¡Oh! y el baño. El baño también es… diferente.

Este singular alojamiento se llama Skylodge, y es un grupo de tres cápsulas que cuelgan de una pared sobre el Valle Sagrado, en Perú. Lo que en su día fue el corazón del imperio inca, hoy es un exitoso enclave turístico animado por la cercana ciudad inca de Machu Picchu. Parte de los negocios de la zona se enfocan en el turismo de aventura. Es el caso de las rutas de montaña y los cables utilizados para mantener este “hotel” gestionado por Natura Vive.

hotel colgante2

Las cápsulas están ancladas profundamente a la roca. Cada una está diseñada sobre una jaula de acero de aspecto realmente sólido. El habitáculo se cierra con sólidos paneles transparentes cuya idea es dar a los visitantes una vista completa del cielo sobre sus cabezas. “Unas cortinas sirven para bloquear las vistas de los curiosos condor, tus únicos vecinos” explica la compañía.

La entrada de cada cápsula es una trampilla en la parte superior a la que se accede desde una pasarela de madera y que también sirve como zona de picnic. No pasarás mucho tiempo en ellas, porque no es fácil llegar hasta el alojamiento. Las dos únicas maneras de acceder a ellas es escalando, o descendiendo por una serie de cables.

hotel colgante3

Una de las cosas más impresionantes de ver a escaladores subir por montañas complicadas como El Capitán es cómo duermen suspendidos en el vacío. Los Skylodge de Natura Vive buscan replicar esa experiencia, pero con más seguridad y un envoltorio de lujo. Una rápida pasada por TripAdvisor nos arroja algunas claves del alojamiento: “Energía solar, almohadas mullidas y un chef personal”.

También parece que se puede elegir cerveza. Brett K. comenta: “Tu guía provee de cerveza o vino de tu elección, y después cocina la cena, que por cierto es deliciosa.”

Eso sin olvidar el interesante baño, que suena a un retrete en seco de toda la vida. Linda C explica: “Aparte de la cápsula tuvimos una cena y un desayuno excelente. El baño era especialmente interesante (aparte de limpio). Hay que separar sólidos de líquidos, pero después de una larga jornada de Trekking, es un lujo.”

hotel colgante11

Cualquiera puede reservar habitación en estas cápsulas que en total tienen sitio para ocho personas. La noche sale por unos 290 dólares e incluye cena, desayuno y alcohol. Las críticas son excelentes, lo que sugiere que el lugar es bastante seguro. En cualquier caso, ¿dormirías aquí?

Fuente: Gizmodo