Cubanos incrédulos: ¿Apertura? Muero de risa

Foto Ernesto Mastrascusa /EFE
Foto Ernesto Mastrascusa /EFE

Cuba ha levantado un huracán mediático por razón de su restablecimiento de relaciones diplomáticas con su ex enemigo, EEUU. Muchos cubanos creen que la nueva convivencia de Cuba con el ex «imperialismo yanqui» se ejecutará a ritmo de boleros y con susurros en las orejas dado que ambos mandatarios, Raúl Castro y Obama, son buenos bailadores. Pero no se descartan los pisotones que despierten ira temporal. Por Ángel Tomás González/El Mundo

Guivei Serrano- Bibliotecario

“El restablecimiento de relaciones con EEUU es una bajada de pantalones. Pero todo eso estaba planeado. Primero nos vendieron la resistencia frente a su hostilidad y a su embargo contra la isla durante más de medio siglo. Y ahora cuando todos estamos cansados de eso, ambos gobiernos conversan en secreto y restablecen relaciones diplomáticas a bombo y platillo”.

“Casualmente, todo esto ocurre cuando el Cuba ha aprobado una ley que permite al inversionista extranjero controlar el 100% de la empresa que se abra en el país, y le concede una excepción temporal de impuestos. Mientras los inversionistas se llevan toda la ganancia, a los cubanos, por ley, sólo se nos concede el derecho de ser empleados de una intermediara agencia estatal que define el salario a pagar. Y claro, pagando en moneda nacional muy por debajo de lo que pone el inversionista extranjero. Cuando escucho a extranjeros decir que Cuba está viviendo un proceso de cambios, me muero de risa”.

Lea la nota completa en El Mundo