Denuncian acoso de la Central Bolivariana contra sindicato de trabajadores de Coposa

trabajadores

Dos referéndum revocatorio han tratado de efectuar contra la organización Unión Sindical de Trabajadores y Trabajadoras de la Empresa Coposa (UnstraCoposa) luego del acoso por parte de la Central Bolivariana y el Ministerio del Trabajo. NP

Juan Carlos Arias, secretario general de UnstraCoposa, explicó que desde el mes de septiembre se ha recrudecido el acoso y los ataques contra la dirigencia de trabajadores a través de dos referéndum ilegales que le han querido hacer a este sindicato. “El Ministerio del Trabajo está aliado con la Central Bolivariana y se utiliza toda esa estructura para perseguirnos haciendo una campaña de desprestigio porque nosotros estamos solicitando inspecciones por las irregularidades que se presentan en la empresa”.

Otro de los aspectos que Arias denunció es que el coordinador de la Central Bolivariana del estado Portuguesa, José Gregorio Pérez, además de dirigir esa organización gremial forma parte de la plantilla del Ministerio del Trabajo “por lo que está siendo juez y parte”, lo que constituye una profunda irregularidad.

“Yo denuncio a ese señor (José Gregorio Pérez) por corrupción ya que ha venido violentando los estatus de la función pública y se ha dedicado a crear sindicatos paralelos para generar conflictos y utilizar a unos abogados que prácticamente son sus testaferros para salir favorecido porque sabemos que cobra una comisión de todas las discusiones colectivas”.

Arias recordó que la dirigencia de UNETE denunció este caso en la Organización Internacional del Trabajo (OIT) “porque se viola la libertad sindical y el derecho que tienen los trabajadores de elegir libremente a sus representantes”.

“Nosotros nos mantenemos luchando de forma independiente por la reivindicación de los trabajadores. No como aquellos que en nombre del socialismo lo que hacen es lucrarse y engordar sus propios bolsillos”, concluyó Arias.

Coposa es una de las empresas más grandes de Portuguesa con más de 800 trabajadores que se dedica a la extracción de manteca y grasa para la elaboración de la panadería y galletería.