Quejas en Paraguay por velocidad del papamóvil

(foto Reuters)
(foto Reuters)

En los tres días de visita del papa Francisco muchos fieles se quejaron porque el papamóvil circuló muy veloz por las calles de Asunción y porque en el encuentro con la sociedad civil el sábado solo se le pudieron hacer cinco preguntas al pontífice.

Pero el domingo, tras la visita al paupérrimo barrio de Bañado Norte, surgió una nueva queja: que algunos vecinos muy representativos fueron desalojados de los primeros lugares enfrente del escenario.

“Mi esposa Silveria y la vecina Norma Sánchez se quedaron muy tristes porque siendo fundadoras de la capilla no las tuvieron en cuenta. Yo como presidente de la comisión vecinal tampoco fui invitado a estar sentado frente al papa”, dijo a la AP Francisco Rodríguez. “Todas las mejoras de pintura y arreglo del ingreso a la cancha las pagué con mi dinero. Pero las autoridades de la Iglesia trajeron de otros sectores de la ciudad como invitados y no priorizó a los que somos pobladores de Bañado Norte”.

Agregó que la modesta cancha de fútbol donde se desarrolló el encuentro tiene capacidad para 10.000 personas “pero la policía no dejó entrar masivamente a los vecinos. Pero estamos felices porque haber visto al papa aquí entre el barro”.

En las emisoras radiales de Asunción se escucharon mensajes de otros vecinos que declararon que los primeros lugares fueron otorgados a “políticos corruptos” y no a los vecinos. AP