Aceite de girasol sale de la lista de productos regulados

(Foto elmundo.com.ve)
(Foto elmundo.com.ve)
La providencia administrativa N° 059/2015 elimina al aceite de girasol como parte de los productos regulados por la Superintendencia de Precio Justos (Sundde) y lo excluye de la fijación de precio de venta tanto de productor e importador.

El cálculo estará regido por el porcentaje de ganancia máxima, que es de 30%, según la Ley de Precios Justos, de acuerdo con las declaraciones de Ramón Bolotin, director de Oleaginosas, Leguminosas y Textiles de Fedeagro.

El documento oficial, publicado el 10 de julio de este año, solo mantiene regulado al aceite de maíz y de mezclas.

Bolotin afirmó que el precio anteriormente fijado era “tardío e insuficiente”, y añadió que el precio “justo”, de acuerdo con su estructura de costos, es de Bs. 39 el kilo de girasol para la producción y financiamiento de la cosecha.

Destacó que esta es una oportunidad para negociar el precio de la cosecha pasada, ya que aún “no se ha recogido”.

En cuanto al sector industrial, no se conoce aún la tarifa que propondrán, pero debe presentarse próximamente ante el Gobierno nacional.

El director de Oleaginosas de Fedeagro destacó que esta semana se reunirán con el ministro de Agricultura y Tierras, Yvan Gil, para establecer los nuevos precios. “Nos sentaremos con Nelson Quijada, presidente de Coposa, y con el ministro para discutir el costo de la materia prima nacional, revisar los costos y establecer la tarifa final”.

Búsqueda de negociación

De acuerdo con el historial de negociaciones que ha tenido Fedeagro con el Gobierno, esta ha sido la que arrojó más resultados positivos para el gremio.

Hasta el mes pasado, el kilo de este rubro se vendía en Bs. 12, mientras el producto final se vendía en Bs. 21. Bolotin pidió que para reactivar el aparato productivo nacional, el Gobierno debe suministrar semillas de calidad y con tiempo, para poder extender la cosecha a más de 72.000 hectáreas, que fue el área sembradas en 2012.

Este año solo se logró sembrar 8.000 hectáreas, lo que ha provocado que se recurra a productos importados.

El directivo gremial advirtió que el girasol no escapa a los problemas estructurales como falta de repuestos, maquinarias y equipos, fertilizantes y entrega de insumos; es por esto que las medidas para la recuperación deben ser integrales.

Vía elmundo.com.ve