Crónica Parlamentaria: Logran acuerdo en caso Esequibo

(Foto archivo)
(Foto archivo)

Durante la plenaria de la Asamblea Nacional (AN) de este martes, diputados oficialistas y de oposición coincidieron en que el territorio Esequibo es venezolano. No obstante, las fracciones solamente coincidieron en este punto, durante el debate promovido por el Psuv, para apoyar las acciones del gobierno de Nicolás Maduro en torno a la controversia limítrofe con Guyana.

Janet Yucra M.

Al terminar el debate, el presidente de la AN, Diosdado Cabello (Psuv) anunció que el conflicto “se resolverá de forma pacífica y por la vía diplomática”.

Los diputados del Psuv afirmaron que Venezuela “fue despojada por el imperio británico” del territorio Esequibo y que, ahora, el problema se ha agudizado porque detrás del conflicto estaría el gobierno de los Estados Unidos, a través de sus intereses económicos representados por la petrolera Exxon Mobil.

Earle Herrera (Psuv/Anzoátegui) remarcó que “(Hugo) Chávez nos dejó el lema ‘tenemos patria’ para decirnos que defendamos nuestro territorio”. “La realidad es que los procesos de integración promovidos por la revolución bolivariana tienen repercusión en las acciones del imperio norteamericano, ese es el origen de la controversia que recientemente se tradujo en el decreto Obama”, dijo por su parte, Yul Jabour (PCV).

Por parte de la Mesa de la Unidad hablaron Williams Dávila y Andrés Velásquez, quienes apoyaron el acuerdo, pero con observaciones, pues cuestionaron que “un tema tan delicado se use con fines políticos-partidistas- electorales, dejando de lado que se trata de un problema de Estado”. “El Esequibo es venezolano”, afirmó Velásquez, quien recordó que hace dos meses él propuso que se debatiera el problema, a lo cual el Psuv respondió que “no”, porque se pretendía promover un conflicto con los Estados Unidos. Andrés Velásquez también propuso que se redacte una Ley para la creación del “estado Esequibo” y que en ese momento se nombrara una comisión de estilo que convirtiera el acuerdo en un documento que refleje la defensa del territorio Esequibo, pero alejado de la política partidista. Ambas
peticiones fueron negadas.

La oposición también cuestionó que “el Gobierno guardó silencio durante años en relación con este problema, porque hubo una política exterior permisiva y complaciente”. Ante esta afirmación, el oficialismo respondió airado y recordó que el presidente Chávez se refirió varias veces al diferendo limítrofe.

Jabour acusó a la MUD de promover “una política guerrerista, frente al discurso de la unidad y los principios de solidaridad y defensa de la soberanía que defiende el socialismo”.

William Fariñas (Psuv/Nueva Esparta), acusó a la oposición de ser “apátrida e hipócrita” y de apoyar al “gobierno guerrerista de Guyana”. Informó que, temprano, cuando se redactaba el acuerdo, “la oposición quiso sacar de allí el nombre del presidente Chávez y de la Exxon Mobil y eso no lo aceptamos”. También calificó como “diplomacia pendenciera” las acciones de la cancillería de Guyana.

Abelardo Díaz, por la MUD, dijo que “lamentablemente, el oficialismo hace un show con el patriotismo y defensa del territorio”. “A nosotros no nos importa la Exxon Mobil, al carrizo con esa empresa, defendemos nuestra patria, pero pedimos que se haga de manera correcta, sin politiquería”, gritó Díaz, quien recordó que el problema se ha agudizado porque “el Gobierno ha sido guabinoso en relación con el problema del Esequibo”.

Blanca Eeckhout (Psuv) acusó a la MUD “de defender al gobierno de Guyana y de promover la guerra, para robar y controlar nuestros recursos. Esta patria seguirá íntegra, unida y en paz. Esta patria no será destruida por nadie”, dijo.

Al final del debate, las fracciones no se pusieron de acuerdo para sacar del documento el matiz político, como lo pidió la oposición, sino que se aprobó tal como estaba”. Sin embargo, luego de las 5:30 p.m., ambas bancadas finalmente aprobaron el documento de manera unánime, a pesar de sus diferencias.