“Distribución de alimentos en cadenas del gobierno es una medida populista que agravará la escasez”

Foto prensa
Foto prensa

“Con la orden de la Superintendencia Nacional Agroalimentaria de desviar entre 30% y 100% de la producción de productos a la red de abastos públicos, el Gobierno está demostrando su incompetencia para acabar con la escasez. Están utilizando esta decisión como herramienta política y populista de cara a las elecciones parlamentarias, porque no tienen la capacidad de satisfacer la demanda de alimentos”, dijo el economista Miguel Ángel Díaz, integrante del equipo regional de Voluntad Popular en el Zulia. NP

Díaz aseguró que esta medida va en detrimento del sector privado, debido a que no está incentivando la inversión ni la competencia. Señaló que el Gobierno solo posee 6% del total de establecimientos para la venta de alimentos y el sector privado 94% de la cadena de supermercados, lo que incrementará las colas y alterará hábitos de compra del venezolano.

“Las colas serán enormes en los Mercal, Pdval y Abastos Bicentenario. Si los ciudadanos pasaban ocho horas en una cola, ahora perderán más tiempo porque están siendo obligados a comprar los alimentos solo en la red pública. El Gobierno en lugar de solventar la escasez, la está masificando, debido a que 80% de los productos que se consumen en el país son importados o producidos por el sector privado”, explicó.

El especialista en materia económica calificó esta medida como “errada”. Considera que traerá más escasez, inflación y desempleo, porque las empresas privadas no recibirán la cantidad suficiente de alimentos y productos básicos para mantener sus costos y a los dos mil 500 empleados directos que laboran en estos establecimientos .

“Mientras el Gobierno siga creando más controles tendremos más desabastecimiento, colas e inflación. Es necesario que se incentive la producción para evitar que la economía venezolana continúe distorsionándose”, sostuvo.