Prohibición de viajar a Cuba podría tener los días contados en EEUU

 

La plataforma digital de viviendas Airbnb ya dispone de más de mil habitaciones cubanas para ser alquiladas a visitantes estadounidenses; una compañía de cruceros empezará a operar viajes entre Estados Unidos y la isla en mayo y también varios ferris han recibido permiso para ofrecer servicios de transbordador entre los dos países. Pero los ciudadanos estadounidenses todavía no pueden irse todavía de vacaciones a la isla, algo prohibido bajo el embargo en vigor desde hace más de medio siglo. En enero, el presidente Barack Obama alivió un tanto las restricciones de viajes, pero el turismo sigue estando oficialmente prohibido. Esta limitación, sin embargo, podría tener los días contados.

El Comité de Apropiaciones del Senado, por el que pasa toda ley presupuestaria, aprobó el jueves una enmienda para levantar la prohibición de viajes a la isla adosada al presupuesto 2016 de varias agencias financieras del país, incluido el Departamento del Tesoro, que es el encargado de implementar las disposiciones del embargo.

La iniciativa todavía tiene un largo camino legislativo ante sí, puesto que ni siquiera ha sido votada aún en el pleno del Senado y también debe pasar a la Cámara de Representantes. Pero el resultado de la votación -la enmienda fue aprobada por 18 votos a favor en el panel y 12 en contra- ha sido ya motivo de celebración por muchos de los grupos de presión a favor de la liberación de los viajes, que la consideran como un indicio de cambio de rumbo en el Capitolio en un tema hasta ahora casi tabú.

Leer más en: El País