Jose Gregorio “Gato” Briceño: Diosdado Cabello Rondón, el supremo corrupto en 204 años de historia patria

thumbnailjosegregoriobriceñoNuestro Libertador Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar Palacios Ponte y Blanco, así como todos los Próceres de la Independencia, deben estar retorciéndose en su tumba porque cuando nos liberaron del yugo español, hace 204 años, jamás pensaron que esa niña llamada Venezuela, pudiera ser saqueada tan grotescamente, por algunos “ilustres militares” formados en la digna, histórica y centenaria Academia Militar.

En el año 2009 el Gobernador del Estado Miranda Enrique Capriles Radonski por intermediación del Procurador General de ese estado, hizo una serie de denuncias de corrupción cometidas por su antecesor, Diosdado Cabello Rondón, a las que denominaron “Expediente Negro”. Las pruebas documentales fueron tan elocuentes y contundentes que todo el mundo pensó, que la revolución, iba a “freír en aceite la cabeza de los corruptos” (para usar palabras del intergaláctico al asumir el gobierno en 1999), castigándoles con todo el peso de la ley, y no fue así.

El Expediente Negro contenía casi 20 denuncias y aportaba pruebas sobre pagos dobles, compras sin soporte y/o con sobre precio, contratación de obras sin licitación, entre otras, reflejando un daño patrimonial por más de 600 millones de Bolívares de la época. Las denuncias se presentaron ante la Fiscalía General de la República, la Contraloría General de la República y la Asamblea Nacional a través de su Comisión Permanente de Contraloría.

Sin embargo, para sorpresa de todos, apenas Diosdado entregó la Gobernación, inmediatamente, el Intergaláctico Hugo Chávez lo premia designándolo Ministro de Infraestructura. Allí, por segunda vez, es quien maneja toda la contratación de obras del país. ¡Qué insólito, zamuro cuidando carne! El Intergaláctico cínicamente, con ese nombramiento, autorizó a este roedor con escarpines a seguir haciendo desastres en todo el país pues, teniendo suficientes pruebas de la corrupción cometida durante su gestión como Vicepresidente de la República, Ministro de la Secretaria de la Presidencia, Ministerio de Interior y Justicia y Gobernador del Estado Miranda, Chávez hizo como Shakira, se hizo el sordo, ciego, mudo y testarudo. Discúlpenme pero estos elementos  son sin duda, suficientes para pensar que Diosdado era el testaferro del Comandante Supremo.

No obstante, la desfachatez más impresionante la cometieron la Fiscal General de la República y los magistrados de la Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia, cuando en 2013 declaran por unanimidad el sobreseimiento de la causa, que solicitó el año anterior el Ministerio Público, dejando sin efecto el Expediente Negro de Diosdado ante la sala plena del Tribunal Supremo de Justicia y en el 2013. Con ese acto a todas luces cargado de manipulaciones e intereses políticos se legalizó el asalto a la Gobernación de Miranda y borró la posibilidad de enjuiciar a los corruptos. Esto confirma que el TSJ y la Fiscalía son los antros de prostitución más grandes de nuestro país.

Lo de la Gobernación es solo la punta del iceberg o, como decimos los hijos de pueblo, simplemente el sencillo para los refrescos. Es decir, 600 millones de Bolívares no es nada para Diosdado quien dirige una cantidad de oficiales de las F.A.B.N.,  entre ellos Hugo Carvajal Barrios (alias El Pollo), Félix Osorio, Manuel Barroso, este último fue funcionario leal de Diosdado en los distintos cargos que ocupó y encargado de cobrar la coima y a quien ascienden a Teniente Coronel y designan, en el 2006, presidente de la Comisión de Administración de Divisas (C.A.D.I.V.I).

Barroso, indigno Teniente de la Honorable Fuerza Armada Venezolana, es destituido de CADIVI en 2013 por Nicolás Maduro después que se destapó la olla de la desaparición de 25.000 millones de dólares, sí repito, 25.000 millones de dólares, adjudicados a empresas de maletín vinculadas con Diosdado Cabello y los compañeros de promoción de Manuel Barroso. Este es el desfalco más grande que se haya conocido en toda la historia de Venezuela.

Ah pero, tampoco le frieron la cabeza en aceite al corrupto, no. Barroso, responsable del robo de C.A.D.I.V.I y presidente por 7 años consecutivos de dicho organismo, hace 21 días, o sea el 5 de Julio, fue ascendido a General por Nicolás Maduro el mismo que lo destituyó de la Presidencia de C.A.D.I.V.I. ¡Qué poder tiene Diosdado Cabello, que impuso ese deshonroso ascenso militar! Muestra de los altos niveles de politización y prostitución  a la que ha llegado nuestra institución militar.

Pero la ambición enfermiza por el dinero de Diosdado no tiene límites. Ha saqueado a la patria siendo un corrupto pero la ha violado dirigiendo el Cártel del Sol, controlando un alto porcentaje de la droga a nivel mundial, teniendo toda la facilidad por los puertos y aeropuertos del país que maneja a través de su hermano José David Cabello, jefe de finanzas de dicho cártel. Y esto no es una loca afirmación mía, sino una declaración que dio el Secretario Antinarcóticos del Departamento de Estado de EE.UU, William Brownfield. Esperen pronto la orden de captura internacional de la Fiscalía Federal  del Distrito Sur de Nueva York para que lo certifiquen.

Ni Al Capone tuvo tanto poder y causó tanto daño como este sofisticado Delincuente con Escarpines, ahora ha logrado imponer al General Juan García Toussaint como Comandante General del Ejército, un oriundo del Estado Monagas, quien se prestó como emisario para tratar de comprar la conciencia de la diputada María Mercedes Aranguren quien se resistía a dar su voto para aprobar la Ley Habilitante del 2013. Sin embargo, como la ya disidente Diputada no se vendió ni aceptó la propuesta del Gral. García Toussaint, le cobraron alto el desaire y la bruja de la Narcofiscala Luisa Ortega Díaz, delegada de trabajos sucios,  le abrió con gran diligencia, un procedimiento express por instrucciones de Diosdado, con una denuncia que ya antes,  en 2009 había sido materia revisada en las instancias correspondientes, en el que solicitó el allanamiento de la inmunidad parlamentaria para enjuiciarla y sacarla del juego político en el que los dignos no tienen cabida. Solo fue una excusa para aprobar una Ley que dos años después se ha demostrado que no sirvió sino para ampliar los ya superlativos poderes del Ejecutivo Nacional.  Así pues, nuevamente en Sala Plena el T.S.J. volvió a plegarse eficiente y rápidamente al mandato del jefe del Cártel de los Soles.

Como venezolano y padre de familia,  me da vergüenza y pena ajena cómo prostituyeron todas las instituciones de mi patria y que estén al servicio de lo más podrido y repudiado por la sociedad, como lo es el narcotráfico. Por eso desde el exilio o desde el más allá seguiré dando la pelea con lo único que tengo, Mi PLUMA Y MI PALABRA.