Tribunal de apelaciones busca agravar el caso de Baduel y Tirado, denunció abogado defensor

Omar Mora Tosta, abogado defensor de Raúl Emilio Baduel y Alexander “El Gato” Tirado denunció las arbitrariedades que se comenten en el caso de sus defendidos, a quienes la tarde de este miércoles, se les celebro una audiencia de apelación sin ellos estar presentes en el Palacio de Justicia.

“Nuevamente la justicia pretende arremeter contra Tirado y Baduel al no permitirles defenderse hoy en la audiencia de apelación que fue convocada para este miércoles 29 de julio a las 10am”, explicó Mora Tosta, al tiempo que añadió que la boleta de traslado llegó a la cárcel de Tocuyito en horas de la tarde, por lo que no se concretó el traslado.

“Adicionalmente El Gato de Aragua presentaba un estado delicado de salud por complicaciones estomacales, que fueron informadas a su debido momento” acotó el abogado defensor quien negó la contumacia argumentada por el tribunal.

Pese a estas condiciones el tribunal “procedió con la audiencia sin que ellos (Baduel y Tirado” estuvieran presentes y saco al público”, denunció Mora Tosta quien además calificó el hecho como un “abuso de poder”.

Dijo además que en el tribunal de apelaciones “siguen ordenes de arriba buscando afectar y agravar el caso”.

Todo esto sucede luego que líderes de Voluntad Popular en el estado Aragua anunciaran en días recientes la candidatura de Baduel y Tirado como diputados suplentes por el Circuito 1 a la Asamblea Nacional, postulación que fue aceptada por los jóvenes estudiantes y presos políticos, razón por la cual a esta fecha es imposible que se dé una inhabilitación, puesto que todavía no hay sentencia firme.

Como se recordará Baduel y Tirado permanecen injustamente privados de libertad desde el 21 de marzo de 2014 cuando fueron detenidos por protagonizar un protesta pacífica en las inmediaciones del Parque de Ferias de San Jacinto, en Maracay, y condenados a 8 años de prisión, el pasado 4 de marzo de 2015, por los delitos de instigación pública, intimidación con artefactos explosivos y agavillamiento, aún cuando durante todos las audiencias se demostró su inocencia.