Unos 35 muertos y 55 heridos dejan atentados y bombardeos en oeste de Irak

(foto AP) Archivo
(foto AP) Archivo

Al menos 35 personas murieron hoy y otras 55 resultaron heridas en atentados con coche bomba y bombardeos aéreos en la provincia de Al Anbar, al oeste de Bagdad, informó a Efe una fuente de seguridad. EFE.

Un total de 17 soldados murieron y otros 25 resultaron heridos en dos ataques con coche bomba llevados a cabo contra miembros del Ejército iraquí y de las fuerzas antiterroristas de la Policía que se encontraban agrupados cerca de la Universidad de Al Anbar, situada al sur de su capital, Ramadi, según informó a Efe una fuente de esa localidad.

Después de las explosiones, los combatientes del grupo yihadista Estado Islámico (EI) lanzaron un gran ataque contra las fuerzas iraquíes, en el que emplearon todo tipo de armas.

Sin embargo, las tropas iraquíes pudieron repeler el ataque y causaron decenas de víctimas, entre muertos y heridos, en las filas de los yihadistas, según la misma fuente.

Por otra parte, seis miembros de la milicia progubernamental “Multitud Popular” y tres soldados iraquíes murieron y otros 15 resultaron heridos por la explosión de un coche bomba conducido por un terrorista suicida contra una posición militar cerca de la población de Al Karma, a 50 kilómetros al oeste de Bagdad, según la misma fuente.

Añadió que cinco policías y combatientes tribales aliados murieron y otros ocho resultaron heridos durante una operación contra los yihadistas en las zonas de Al Sakra y Al Zauiya, al oeste de Hadiza, 160 kilómetros al oeste de Ramadi.

Por otra parte, cuatro civiles murieron y otros siete resultaron heridos en un bombardeo de la coalición internacional liderada por EEUU contra la zona de Al Ratba, en el oeste de Irak, según informó una fuente médica, que aseguró que el ataque causó daños materiales en varias casas.

Irak afronta desde junio de 2014 una cruenta guerra contra el EI, que conquistó amplias zonas de su territorio y proclamó un califato en este país y en la vecina Siria.

La coalición internacional bombardea a los yihadistas en ambos países desde el año pasado.