Afluencia floja de turistas a playas de Porlamar y Pampatar

Foto Archivo
Foto Archivo

El inicio de la temporada vacacional para los prestadores de servicios turísticos de los principales balnearios del municipio Mariño y Maneiro ha comenzado flojo.

“Los altos costos de la comida y la escasez están matando a los restaurantes de la playa”, dijo Coromoto Rodríguez, administradora del local Concorde Beach Oxygen Bar.

Los elevados precios del pescado y la marisquería espantan a los clientes y deprimen las ventas, señaló la comerciante.

Amador Rodríguez, chef de este restaurante, aseguró que el año pasado se veían más turistas a esta altura del año, aun siendo un jueves.

La escasa afluencia de visitantes no podría atribuirse a la suciedad o inseguridad en la playa de El Morro, mejor conocida como playa Concorde, ya que las arenas del balneario están limpias, sus aguas prístinas y los trabajadores aseguran que hay una vigilancia permanente por efectivos del próximo comando de Guardacostas de la Guardia Nacional Bolivariana.

Uno de los morochos, dueño del conocido restaurante del mismo nombre, no se impacienta por la poca asistencia de turistas, ya que por experiencia sabe que los picos de arribo de visitantes ocurre a partir del 20 de agosto hasta el 20 de septiembre.

Visitantes como Rebeca Rivero, de Maracay, destaca que prefiere la playa del Concorde por la tranquilidad de sus aguas que la hace adecuada para que los niños se bañen con pocos riesgos, la limpieza y la cercanía con las principales zonas residenciales y comerciales de Porlamar.

Vía El Sol de Margarita.