Tachirenses peregrinan por cajeros automáticos en busca de efectivo

DLN199957

Desde la inoperatividad, hasta un corto límite en la cantidad de dinero que pueden ofrecer, se presentan las trabas que obligan a los tachirenses a visitar hasta 10 cajeros automáticos -en un solo día- para poder retirar efectivo, tomando en cuenta que en muchos comercios no tienen punto de venta y en otros simplemente no aceptan las tarjetas de débito, menos las de crédito. Diario La Nación

Tras peregrinar por varios cajeros automáticos, los usuarios coinciden en manifestar su molestia por la dificultad al momento de tratar de obtener dinero en efectivo. Y si se emprende esa “odisea” los fines de semana, la misión es casi imposible. “El viernes todo el mundo se amontona para sacar dinero y el sábado o domingo no consigues efectivo en ningún lado; el lunes menos porque no los han recargado”, dijo Javier Gutiérrez.

Igualmente, Clara Torres agregó que a esto se le suma que algunos bancos solo permiten la extracción de dinero por parte de sus clientes, con lo cual aumentan las trabas para los tarjetahabientes.

Especialistas atribuyen esta situación a la falta de actualización de la familia de billetes y monedas por parte del Banco Central de Venezuela. Y es que el país enfrenta una severa escasez del billete de mayor denominación, el de 100 bolívares, que se convirtió en el de menor poder adquisitivo del mundo: Su valor es equivalente a 14 centavos de dólar.

Los analistas consideran que la emisión de billetes de 200, 500 y mil bolívares es necesaria. No obstante, el BCV informó la semana pasada que solo suministrará billetes de baja denominación al sector bancario para manejar las operaciones a través de las taquillas, según dicen, para promover las operaciones vía red de cajeros automáticos, los cuales dispensarán billetes de alta denominación.

Para José Grasso Vecchio, director de la firma SoftLine Consultores, no es “indispensable” la creación de un billete de mil bolívares. Una primera fase de producción de billetes de 200 y 500 bolívares es suficiente para una adaptación a la nueva realidad del país.

“Ha sido difícil que el BCV tome la decisión de emitir billetes de 200 y 500, pensemos en uno de mil, es menos realista desde un punto de vista práctico que eso pueda ocurrir”. Sostiene que con la emisión de estos dos billetes se conseguiría un ajuste significativo, que “sería más que suficiente”.

Además el experto propone que se comiencen a implementar medidas dirigidas a domiciliar pagos, “bancarizar” la población e impulsar las tarjetas de crédito y débito, además de las transacciones hechas por medio de la banca electrónica. Estas modalidades permitirían disminuir el tráfico de billetes en la frontera con Colombia, la falta de controles y posibilidades de blanqueo de dinero.