Usó como señuelo a su mujer embarazada para robar y la mató accidentalmente

Foto panorama.com.ve
Foto panorama.com.ve

Sirvió como señuelo  para concretar el robo de una moto y resultó muerta por error a manos de su propio marido. Eyelis Contreras García, de 21 años, fue asesinada, a la 1:00 de la tarde del pasado miércoles, al recibir un disparo de escopeta en la frente, reseña Panorama.

El autor material del crimen resultó ser su pareja y padre del bebé que llevaba en su vientre desde hacía tres meses, Kendry Ramón Salazar Medina, de 25 años, quien fue detenido horas después por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas.

Contreras García salió de su casa, ubicada en el sector San Andrés, de la Villa del Rosario de Perijá, y contrató los servicios de un mototaxista. “Le pidió que la llevara al sector La Cruz. Allí la esperaban su marido y otro compinche, apodado ‘El Bemba”, precisó una fuente policial ligada a la investigación.

El mototaxista confió en la mujer y acató las directrices para llegar al lugar indicado. “Salazar y ‘El Bemba’, al ver que el motorizado y su mujer se acercaban, los interceptaron y le exigieron la moto bajo amenazas de muerte”, sostuvo el informante.

Salazar tomó una escopeta y apuntó al motorizado, pero al momento de disparar, el conductor esquivó el tiro. Fue la mujer de Salazar quien recibió el impacto en la frente.

La mujer cayó al pavimento, el mototaxista escapó despavorido por lo que acababa de ocurrir y Salazar fue a la casa de la madre de Contreras a preguntar   por ella.

Leer más en:  panorama.com.ve