“Candidatos a Diputados del PSUV son las mismas caras y todos unos enchufados”

Foto: Prensa de Solidaridad
Foto: Prensa de Solidaridad

Este jueves, el coordinador nacional de Derechos Humanos del partido Progreso Social Félix Velásquez, señalo que los candidatos a diputados por el PSUV son las mismas caras y todos unos enchufados. Mientras el país se cae a pedazos el Presidente Maduro solo busca acomodar a sus acólitos y darles prebendas dentro del gobierno. NP.

Velásquez considero que poner a Cilia Flores como candidata a diputada representa una de las peores barrabasadas que gobierno alguno haya cometido en los últimos años, ya ella con ser la primera dama tiene suficiente poder para ponerse a trabajar a favor de los niños, la tercera edad y defender los derechos de las mujeres, pero esto no le valió de nada y quieren más poder.

En este sentido insistió que poner de candidatos a Sol Mussett esposa del canta autor Ali Primera, la Almiranta Carmen Meléndez, el Ministro Dante Rivas, la primera dama del Táchira Karla Jiménez de Vielma, el esgrimista Rubén Limardo, el cantante Roque Valero, el ex gobernador Didalco Bolívar, entre otros enchufados representa un claro nepotismo que no es otra cosas que “la preferencia hacia familiares o amigos, a los que se otorgan cargos o empleos públicos por el mero hecho de serlo, sin tener en cuenta otros méritos” todo esto al mejor estilo cubano donde Fidel Castro coloca a su hermano como presidente y los Ministros a dedos.

Así mismo recalco que este tipo de candidatura a dedo evidencia el vicio existente dentro de las filas del PSUV y el poco interés por nuevos liderazgos, se llenaron la boca diciendo que habían hecho primarias y siguen los mismos corruptos llevando la batuta para ser los primeros en meterle mano al dinero del pueblo.

A manera de colofón indico que ya el pueblo no cree en esas caras, ya el ciudadano de a pie conoce a los que le quitaron su futuro, los dejaron sin comidas y acabaron con el legado de

Bolívar. Este desastre de los últimos 16 años no lo arregla un enchufado, hace falta un gerente, personas con visión de progreso y con el respaldo del capital privado, ya el estado demostró que no puede solo.