Antonio de la Cruz: Noruega, Rusia y Venezuela ante la caída del precio del crudo

thumbnailantoniodelacruzEl aumento de la producción de la OPEP y la posible caída de la demanda china están llevando los precios del barril de petróleo a los niveles más bajos desde el pico que ocurrió durante la crisis financiera del 2009.

El precio a futuro de septiembre del crudo marcador de Estados Unidos, el West Texas Intermediate (WTI), hace dos días (martes 11 de agosto), se ubicó en los niveles mínimos de este año. Parecía que iba a entrar en el rango de los $30 por barril. Después de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) reportó que en julio había producido 101 mil barriles por día adicionales a la producción de junio -la más alta en los últimos 3 años. Y, China devaluó su moneda.

Figura-1

La devaluación por parte el gobierno de Beijing indica que quizás la desaceleración del crecimiento económico de China es mayor a lo que el mercado espera. Y, ahí, en el lado de la demanda es donde la amenaza está ocurriendo para que los precios del barril del petróleo estén a la baja.

El impacto que tiene esta caída de precios del crudo en la economía de países dependiente fuertemente de los ingresos por las exportaciones de petróleo es tal que Noruega cuando la crisis financiera del 2009 y la economía mundial estuvo al borde del desastre no la impactó. Sin embargo, el crudo a menos de $50 el barril  es otra historia.

Para el 2010, en Noruega el desempleo se ubicó en 3,7% a raíz de la post crisis. En mayo de este año el nivel de paro alcanzó 4,3%. El más alto en los últimos 11 años. Para solventar el déficit presupuestario, el gobierno de Oslo está estudiando, por primera vez, echarle mano al fondo de riqueza soberano en el que tiene ahorrado $875 mil millones para las generaciones futuras. Retirar dinero de este  fondo no fue considerado, por lo menos, en los últimos 20 años. Y, ningún ministro de Hacienda noruego quiere que esto quede en su legado.

En el caso de Rusia, la economía se contrajo 4,6% en el segundo trimestre con respecto al año pasado. Después de la caída de 2,2% en el primer trimestre. La mayor contracción desde el 2009. Dentro de las causas del  desplome está la depreciación  del 43% del rublo frente al dólar en los últimos 12 meses. También, la caída de los mercados de materias primas a nivel mundial  ha empañado los primeros signos de estabilización de la economía rusa. Un país que depende de las exportaciones de petróleo y gas en casi la mitad de los ingresos del presupuesto. La caída de precio del crudo marcador ruso, Urals,  en un 47% con respecto al 2014 ha aumentado los riesgos para una mejora económica que se esperaba en el segundo semestre de este año.

Los analistas  coinciden que la situación que atraviesa la economía rusa está influenciada 1/3 por las sanciones económicas impuestas por Occidente debido a la invasión a Ucrania y 2/3 por la caída de precio del crudo.

Para el gobierno de Maduro la caída de precios del petróleo por debajo de $40 el barril revienta la caja de Petróleos de Venezuela (PDVSA). Ante este escenario, la estatal petrolera no podrá hacer frente a sus compromisos de pago de bonos, el préstamo con China y la venta de dólares al Banco Central. Por consiguiente, el gobierno de Nicolás Maduro enfrentaría en el 2016 un escenario de escasez de dólares más grave que el del 2015.

Figura-2

El desabastecimiento de alimentos y medicamentos se acentuará aún más en el 2016. Este año la caída del Producto Interno Bruto se ubicará en más del 8%, con hiperinflación, escasez de bienes y una devaluación de la moneda superior a 3.000%. En el escenario de precios del crudo bajo aumentará el hambre, la pobreza y el desempleo.

Por lo tanto, para enfrentar la caída de los precios bajos del crudo, la estrategia de la primera ministra de  Noruega, Erna Solberg, sería apelar al fondo de riqueza soberano que cuenta con $850 mil millones; Vladimir Putin de Rusia usaría las Reservas Internacionales que se encuentran en $357 mil millones, y Nicolás Maduro emplearía el empobrecimiento aún más de la nación.

Antonio de la Cruz
Director Ejecutivo de Inter American Trends
@iatrends