El gobierno amenaza porque no tiene la voluntad política para resolver el desastre económico

-El partido Un Nuevo Tiempo insiste en que el fenómeno del bachaqueo es originario de este gobierno, producto del desastre en que han convertido la economía venezolana, con exceso de controles, ocultamiento de los indicadores económicos, corrupción y falta de una política coherente en materia económica y financiera.

El señalamiento lo hizo el presidente Ejecutivo del partido Un Nuevo Tiempo y diputado a la Asamblea Nacional Enrique Márquez, quien criticó enérgicamente los planteamientos expuestos por el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, quien indicó que el bachaqueo está ligado al capitalismo y que dirigentes políticos de la Mesa de la Unidad Democrática están involucrados en dicha actividad.

“El fenómeno del bachaqueo es originario de este gobierno por el desastre en que han convertido a la economía venezolana. La especulación que se ha generado con el bachaqueo es producto de la profunda y altísima inflación, al desabastecimiento de los alimentos básicos, por la falta de una política coherente por parte del gobierno y a los excesivos controles que hoy tiene la economía y el comercio de bienes y servicio en Venezuela”.

Agregó que no tiene dudas que el bachaqueo va en contra de las reglas de la economía, en contra de la ley y es una práctica especulativa. No obstante afirmó que el único que puede solucionar esta situación es el gobierno y no precisamente persiguiendo, amedrentando, amenazando con persecución al pueblo venezolano.

“El gobierno lo que tiene que hacer es trabajar a fondo para reactivar la economía venezolana. Desatar el nudo que existe con la inflación, con el desabastecimiento, por lo que es necesario producir más, acabar con la corrupción en las redes de comercialización del Estado, sanear las empresas Públicas. Una serie de medidas que desafortunadamente para el pueblo el gobierno no ha tomado, ni está tomando ni va a tomar, porque este gobierno llegó hasta donde su incapacidad le permite, por eso somete al pueblo venezolano a la humillación de permanecer en largas colas para poder comprar los alimentos básicos y medicamentos”.

Indicó que es completamente falso que todas aquellas personas que hacen colas en los supermecados y establecimientos del Estado sean bachaqueros. “Nosotros rechazamos contundentemente que se pretenda criminalizar a todo el pueblo venezolano en su necesidad. Ahora para acallar las protestas y las voces angustiadas de un pueblo hambriento se pretende criminalizar y perseguir, sin distinguir, a quienes hacen colas para comprar alimentos y quienes las hacen para especular. Vamos a estar muy pendientes de estas amenazas y triquiñuelas del gobierno que solo sirven para justificar su gran fracaso económico. El gobierno no puede seguir colocando paños de agua caliente y mucho menos cuando sabemos que efectivamente no tiene la voluntad política para resolver el problema a fondo”.

Finalmente reiteró que el gobierno no tiene medidas concretas y expeditas para solucionar el problema de desabastecimiento y escasez. “Al no haber medidas eficientes la situación se va a profundizar, por eso el gobierno acude a esta práctica del amedrentamiento en contra el pueblo que de forma desesperada hace colas para adquirir los alimentos básicos”.