Luis Manuel Aguana: Desesperanza

thumbnailluismanuelaguanaNo hay cosa más ruin que la desesperanza. Creer que las cosas serán siempre igual. Repetir el día como el anterior sin ninguna esperanza que el futuro será mejor. Ese es peor crimen que se le puede hacer a una sociedad. Ese automatismo que hace que te contentes con lo que has podido conseguir porque “eso es lo que hay”.

Y lo más grave es hacerle todavía creer a la gente que lo que viven es a lo mas que se puede llegar como una estrategia de permanencia en el poder. Técnicas de psicología de masas aplicadas por quienes las aprendieron de asesinos que ya murieron, de un pasado que la humanidad intenta enterrar sin éxito.

¿De qué sirve estudiar si no es posible con eso tener la oportunidad de mejorar? ¿Por qué quedarme en un país que han destruido? Y lo más grave: ¿por qué tengo que arriesgarme a me que pongan preso, me repriman o me maten si protesto porque las cosas cambien?

No intentare aquí cambiarle a nadie su parecer de hacer lo que considere lo más conveniente para su bienestar y el de su familia. Eso no se puede objetar. Pero si quiero resaltar que los países no se cambian solos. Los cambian quienes tienen el sueño de uno mejor y que aquellos que han podido hacerlo ha sido por el producto de aquellos que no tuvieron el chance de irse y no les quedo otra cosa que echar adelante y hacerse con uno mejor.

Este no es un reproche para nadie. Alguien me dijo una vez que la única manera de regresar del exterior con dos millones de dólares es haberse ido con seis. Y no es extraño. Es cada vez más difícil incursionar con éxito fuera de tu país. Todos los países la han puesto bien cuesta arriba a los extranjeros porque ya es duro manejarse sin tener que mantener también a los que vienen de fuera. Eso es un signo de estos tiempos difíciles de la economía del mundo.

Bienvenidos entonces a los nuevos tiempos de la emigración. Y aunque se hace un caso de especial gravedad aquellos emigran por guerras o tienen estatus de refugiados por calamidades como hambrunas o matanzas étnicas, todavía hay países que los reciben y luego los devuelven sin compasión a sus tierras de origen.

Entonces no hay como la desesperanza. ¿Cómo hacer que la gente tenga esperanza otra vez? ¿Qué debemos decirles a las personas para que vuelvan a creer que su país es un lugar en el cual vale la pena quedarse? O mejor aún, ¿qué debemos decirles para que luchen por él? Es una cuestión abrumadora.

En estos días Diego Arria publicó una petición muy interesante que hablaba de algo muy importante a los efectos de esas preguntas: INSPIRACION. Decía Diego en su petición “Así si vale la pena votar el 6D” (ver https://t.co/VLHenEhZCH) que “un llamado de esta naturaleza puede ser la fuente de la inspiración colectiva INDISPENSABLE que nos está haciendo mucha falta para votar masivamente…”, refiriéndose a establecer un propósito común claro para votar el 6D, de desalojar del poder, con nombres y apellidos, a quienes han hecho un daño importante a la institucionalidad del país, y a la vez emplazar a los candidatos de la oposición oficial a comprometerse con los venezolanos en un documento firmado, a una agenda legislativa precisa para desmontar el parapeto comunista del régimen. Sugiero a todos firmar esa petición.

O corren o se encaraman, ese sería el reto formulado. La pregunta es si de verdad la MUD y sus candidatos quieren seguir con el actual régimen de convivencia con el régimen, dándoles un empleo a estos próximos diputados, o en realidad estarían resteados a poner en cintura al gobierno. Simple y preciso. Inspirador. La idea es mover a aquella masa de personas que no cree en esas elecciones. Si la MUD y sus candidatos a diputados están dispuestos a firmar un acuerdo como ese, creo que la gente creería en el mensaje de ese liderazgo, y sin importar lo que el régimen haga, la movilización a favor de realizar algo concreto sería abrumadora. La MUD y los candidatos a diputados harían bien en considerar seriamente esa idea de Diego Arria.

Pero no lo harán. No solo porque quien lo propone no forma parte de la claque colaboracionista opositora, sino porque quienes les piden el voto a los venezolanos no inspiran a nadie ni para acudir a una concentración de plaza, como lo vimos estos días. Solo se basan en que será suficiente el malestar de los venezolanos para ganar esa elección, sin impulsar un solo cambio favorable en las condiciones electorales desde el año 2013. Mas engaño, más frustración, mas desesperanza.

En una conferencia TED titulada “Cómo los grandes líderes inspiran a la acción” (ver Simon Sinek “How great leaders inpire action” en http://www.ted.com/talks/simon_sinek_how_great_leaders_inspire_action), Sinek finaliza así: “Escuchen a los políticos ahora …. No inspiran a nadie. Porque hay líderes y hay personas que lideran. Los líderes tienen una posición de poder o de autoridad. Pero los que lideran, nos inspiran. Ya sea que se trate de individuos u organizaciones seguimos a los que lideran, no porque tenemos que hacerlo sino porque queremos hacerlo. Seguimos a quienes lideran, no por ellos, sino por nosotros mismos. Y son los que comienzan con el “¿por qué?” que tienen la habilidad de inspirar a quienes los rodean o de encontrar a otros que los inspiren.”(Subrayado nuestro).

Necesitamos con urgencia líderes inspiradores, no políticos de puesto, de cargo, de aparato. Como decía Sinek, seguimos a quienes lideran, no por ellos sino por nosotros mismos. Y con una frase que en esta oportunidad cobra una importancia suprema: “La gente no compra lo que uno hace, compra el porqué uno lo hace”. Para inspirar a alguien, ese alguien debe estar en sintonía en el porqué uno hace lo que hace. Analicen el porqué esos líderes “opositores” hacen lo que hacen y vean el medidor de inspiración de la gente: cero inspiración. Porque el “porqué” de lo que hacen no es precisamente lo que la gente espera que hagan en beneficio de la población.

Cualquiera que sea la naturaleza del “día después” del 6D, requerirá de una manera determinante de un liderazgo opositor que inspire a la gente. Tengo la impresión de que se está gestando, porque creo que asistimos al ocaso del actual. Y con el fin de ese liderazgo torcido vendrá en consecuencia el derrumbe definitivo del régimen, y de la desesperanza que ha traído.

Blog: http://ticsddhh.blogspot.com/
Email: [email protected]
Twitter:@laguana