Por octogésima tercera (83) vez difieren audiencia de apertura de juicio de Kamel Salame

Archivo
Archivo

Por octogésima tercera (83) vez el Tribunal Quinto de Juicio del estado Aragua difirió la audiencia de apertura de juicio de Kamel Salame, quien está privado de libertad desde hace 7 años sin juicio ni sentencia. En opinión del apoderado del empresario y preso político yaracuyano, “el Consejo Nacional de Derechos Humanos, presidido por el Vicepresidente Jorge Arreaza, es el responsable de esta atrocidad, luego que el Ministerio Público admitiera su error de encausar a Salame por narcotraficante… porque permite la continuación de un proceso sin pronóstico de condena, algo que ha quedado demostrado el día de hoy con un nuevo e inexplicable diferimiento de la audiencia de apertura”.

De acuerdo a las declaraciones de Centeno, “los ciudadanos Gladys María Gutiérrez Alvarado, Presidenta del Tribunal Supremo de Justicia; Tarek William Saab, Defensor del Pueblo; Luisa Ortega Díaz, Fiscal General de la República y María Iris Varela Rangel, Ministra del Poder Popular para el Servicio Penitenciario, en su condición de Integrantes del Consejo Nacional de DDHH, habrían incurrido en acciones violatorias de los derechos humanos por no atender adecuada y oportunamente peticiones relativas a supuestas irregularidades ocurridas en el caso de Kamel Salame por la actitud omisiva, dilatoria y deshonrosa de la Jueza Mary Carmen Amarista Herrera y de la Corte de Apelaciones”.

Vale destacar que “Salame actualmente se encuentra impedido de asistir a los actos del proceso por el avanzado estado de gravedad de las 11 patologías que padece, como resultado de la negativa del Tribunal en proveerle el tratamiento quirúrgico prescrito por no menos de 4 médicos forenses adscritos al CICPC durante los últimos 5 años, un hecho que sugiere una clara intencionalidad de que muera en la cárcel, ya que los integrantes del Consejo Nacional de DDHH antes nombrados hacen mutis frente a las transgresiones que le ocasionaron un daño irreversible a mi representado. Ya el daño está hecho.” -enfatizo José Luis Centeno-.

Desde hace más de 4 años, Kamel Salame se encuentra recluido en el Internado Judicial de Barinas (Injuba), a donde fue trasladado sin orden del tribunal, a 394 km de distancia del Tribunal de la causa, aproximadamente a 5 horas de viaje, y desde hace 3 años el Jefe de la Medicatura Forense de Barinas diagnosticó que no podía ser trasladado, no obstante el Tribunal Supremo de Justicia, la Defensoría del Pueblo, la Fiscalía General de la República y el Ministerio del Poder Popular para el Servicio Penitenciario se han hecho de la vista gorda frente a esta vergonzosa situación.

Np