Denuncian que algunos ancianos del geriátrico incendiado estaban dopados y amarrados

(Foto AFP)

 

 

Familiares de dos de las ocho personas fallecidas en el incendio ocurrido la noche de este domingo en la Clínica de Chivacoa situada en Chacao, señalan que dicho centro no tenía las mejores condiciones para funcionar como centro de atención pues es un sitio muy encerrado. Además, el extintor estaba dañado, publica El Universal. El diario El Nacional agrega que familiares y vecinos denunciaron que algunos de los abuelos que estaban en el geriátrico estaban dopados y amarrados con sábanas a sus sillas.

María Alarcón, de 61 años, quien tenía un mes recluida con Alzheimer, murió acostada en su cuarto, según lo indicó su hija Giuliana Alarcón.

Este familiar indicó que el siniestro se originó cerca de las 7:00 p.m. cuando alguien enchufó un cargador de teléfono. El tomacorriente comenzó a echar chispas y prendió fuego.  Se enteró por twitter.

Familiares de los ocho ancianos que fallecieron en el siniestro sostienen que el lugar incumplía con las normas de seguridad. La casa no estaba habilitada para funcionar como geriátrico.

Dijo asimismo que seis enfermeros que trabajan en tres turnos están a cargo de los pacientes. Dos de ellos estaban de guardia en el momento del accidente y trabajaron mucho para luchar contra el incendio, mientras que los vecinos ayudaban a apagar el fuego con tobos llenos de agua.

Por otro lado, Lisbeth Carrero, sobrina  de María Dolores Méndez (40), otra de las personas que murió, dijo que se había enterado del siniestro por twitter y TV. Lisbeth Carrero señaló que a los que sufrían trastornos psiquiátricos los amarraban.

Méndez llevaba dos años hospitalizada por problemas psiquiátricos.

Las víctimas quedaron identificadas como: Marlen Lanza Celis, de 66 años; Nieves Teresa García Sánchez, de 76; Adelaida Ávila, de 55; Yolanda Laya, de 75; María Magdalena Alarcón, de 60; María Encarnación García, de 74; María Melero, de 46 y Luisa Correa Hernández, de 72. Algunas murieron por asfixia y otras calcinadas.

Manuel Rojas Pérez, presidente del Concejo Municipal de Chacao, informó que se iniciarán todos los procedimientos de investigación necesarios sobre el caso.

“Queremos saber cuál era el estado y las condiciones del geriátrico, de los abuelitos que vivían ahí”, indicó en su cuenta de Twitter.

“Importante que no queden dudas en el caso del ancianato Chivacoa de La Castellana”, agregó.