Paro por tres días en CVG Ferrominera-Puerto Ordaz por asesinato de trabajador en la planta

ferrominera

 

El ataque mortal que recibió un trabajador de CVG Ferrominera Orinoco la madrugada de este domingo en las adyacencias de la planta de producción de briquetas, en la planta de Puerto Ordaz, hecho que motivó a los trabajadores del área tomar medidas de protesta desde el momento del suceso hasta la mañana de este domingo, publica Correo del Caroní.

Según Jorge Ascanio, miembro del Sindicato de Trabajadores de Ferrominera (Sintraferrominera), los empleados de la planta de producción de briquetas “decidieron realizar lo que se llama un venteo, es decir, paralizar las operaciones por tres días, pero a manera de luto debido a los hechos ocurridos”, afirmó.

La presencia del presidente de la Corporación Venezolana de Guayana, Justo Noguera, y del presidente de Ferrominera, Jesús Zambrano Mata, se dejó ver desde las 7:00 de la mañana del domingo, para reunirse en una asamblea general con los trabajadores del departamento sobre las medidas a tomar con respecto a la seguridad.

Hubo además dos reuniones posteriores dentro de las instalaciones de la industria: una con el personal de la planta de briquetas, donde llegaron a unas posibles resoluciones para investigar la raíz del caso; y otra con el personal de Seguridad Patrimonial.

La víctima, Carlos Contreras, quien residía en Maturín, era un trabajador de Ferrominera con 25 años de servicio en el Departamento de Seguridad Patrimonial. Según Ascanio, tanto los rituales velatorios como su entierro serán realizados en dicha ciudad. Noguera puso a la orden los recursos para aquellos trabajadores que deseen asistir a los actos fúnebres, aceptando además la medida de paralización de la planta propuesta por los empleados a modo de duelo.

Según el sindicalista, lo acordado fue que durante los tres días de luto que tendrá la planta, se llevarán a cabo acciones de mejora en el alumbrado de la zona y el desmalezamiento de las adyacencias, haciendo énfasis en limitar el acceso a la planta única y exclusivamente al personal de dicha área. Otras de las peticiones realizadas a Zambrano Mata, está el reforzamiento de la seguridad con asistencia de efectivos de la Guardia Nacional y la construcción de líneas perimetrales para evitar infiltraciones indeseadas.

Ascanio relató que en la asamblea de trabajadores se escucharon muchas anécdotas sobre garimpeiros -ladrones caracterizados por hurtar chatarra producida en las empresas básicas- que se paseaban por el área o que se robaban las camionetas del personal, sin contar el robo ocurrido en el Edificio Administrativo en una ocasión reciente. La situación de inseguridad dentro de la compañía no es un elemento aislado ni nuevo.

Justo Noguera afirmó que se van a tomar todas las medidas necesarias para la seguridad general de Ferrominera, “para que no vuelva a ocurrir ningún otro hecho indeseable”.