Fedecámaras: Urge un cambio regulatorio que recupere nuestra economía

Fedecámaras

El gremio empresarial organizado en Fedecámaras, le presentó al país un grupo de propuestas para crear un nuevo marco regulatorio que permita recuperar nuestra economía y elevar la producción nacional.

Nota de prensa

“Somos 30 millones de personas que queremos un país con futuro, con fuentes de empleo, salarios decentes, tierras productivas, anaqueles llenos, un país donde sea posible el emprendimiento y la innovación, y para ello necesitamos un marco institucional que promueva el esfuerzo y la cooperación”, afirmó Francisco Martínez, presidente de Fedecámaras.

En nota de prensa, Martínez afirmó que la economía nacional se ha deteriorado vertiginosamente. “Tenemos una economía débil porque se perdió la confianza, que es indispensable para la inversión y el emprendimiento”.

En medio de las grandes dificultades que estamos viviendo, Fedecámaras asume la responsabilidad de ofrecerle al país una propuesta para salir adelante. Urge la toma de decisiones por parte del Estado.

Francisco Martínez aseguró que es necesario que nuestro marco regulatorio procure una actuación justa y predecible de la ley, reduzca los obstáculos burocráticos a la producción y proteja el bienestar de los más vulnerables. Es indispensable un clima de confianza.

Fedecámaras menciona entre las reformas transversales prioritarias que promuevan la estabilidad macroenonómica: el Presupuesto Nacional, que debe garantizar que el gasto público se ejecute de manera organizada, eficiente y transparente. La Ley del Banco Central, garante de autonomía y de la estabilidad de precios; el sistema de cambio debe ser libre, único y  competitivo. Es fundamental que el comportamiento de variables como el crecimiento y particularmente la inflación, sea previsible.

Las normas no deben atentar contra la sostenibilidad de la producción, es urgente derogar en este sentido: la Ley de Precios Justos, que ocasiona retardo regulatorio e incertidumbre, y por ende desestimula la producción; es necesario la Reforma del Sistema Judicial, para que los procesos judiciales sean más efectivos y rápidos; el Régimen de Inversiones Extranjeras, que actualmente genera un trato discriminatorio a las inversiones locales versus inversiones extranjeras; la Ley Antimonopolio, que debería estar bajo los parámetros de la promoción de la competencia y la productividad; y la regulación en Mercado de Capitales, que debe incentivar la financiación de empresas y proyectos de inversión.

Venezuela necesita un sistema tributario eficiente. Es necesario llevar a cabo un proceso de armonización fiscal, que revise y ordene los impuestos nacionales, estatales y municipales, a los que se suman las más de 20 contribuciones y aportes parafiscales, afectando la competitividad de las empresas. Se deben revisar el Código Orgánico Tributario, la Ley del Impuesto Sobre La Renta, la Ley del Impuesto al Valor Agregado, la Ley Orgánica de Hacienda Pública Estadal, la Ley Orgánica del Poder Público Municipal, y las Contribuciones Parafiscales.

Los empresarios reafirmamos nuestro Compromiso con Venezuela y con la construcción de una economía fuerte, estable, productiva e innovadora. Es momento de empezar.