La acción del gobierno ante la crisis según el diputado Ricardo Sanguino (Psuv)

sanguino

 

El diputado por el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), Ricardo Sanguino, presidente de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional (AN), ante la crisis económica que atraviesa el país, aseguró que el  el 30% de lo que consume el país se fuga hacia Colombia, pero no precisó cuánto es lo que se consume en el país ni que esas fronteras, son responsabilidad de las Fuerzas Armadas bajo el comando de Nicolás Maduro. La periodista Jessica Velásquez lo entrevistó en Caracas para el diario Panorama

 

— El BCV tiene ocho meses sin publicar indicadores macroeconómicos

— La responsabilidad que tiene el Banco Central de publicar los resultados estadísticos habría que preguntarles a ellos por qué no han cumplido, yo no puedo opinar sobre eso.

— ¿Cómo evalúa la economía venezolana en este momento?

— Estamos siendo objeto de una guerra económica, ya no de grandes grupos económicos solamente, sino de pequeños y medianos empresarios, se ha ido desarrollando una economía paralela especulativa, acaparadora, lo que se llama los bachaqueros, mafias del otro lado de nuestras fronteras que se han ido extendiendo en nuestro país y que nos están afectando lo que es el comportamiento de la actividad económica. Ya nuestro Gobierno ha realizado una serie de actividades que están orientadas a impulsar el crecimiento económico, con grandes inversiones públicas, en infraestructura, en actividades productivas, continúan ejecutando inversiones en el área social; recursos que el Estado está colocando para ir dinamizando y lograr resultados positivos.

— ¿Qué pasa con el contrabando de extracción?

— Pero si vemos lo que acontece con el contrabando de extracción que es uno de los renglones que representa aproximadamente el 30% de lo que consume el país se fuga hacia Colombia, eso no lo resiste ningún país y tenemos que ir pensando en adoptar las medidas que traten de minimizar esos efectos como la propuesta del gobernador Francisco Arias Cárdenas.

— Más allá de la guerra económica ¿cómo va la producción nacional?

— Hay algunos renglones donde hay un descenso en la producción, pero los que son productos básicos, los agrícolas, puedo hablar de lo que producimos en Táchira, las hortalizas, la región andina provee el 60% de las hortalizas para el país de lo que se demanda, hay suficiente producción y hacia los centro de consumo lo que se genera es una especulación. He tenido conocimiento de que ciertas actividades industriales en renglones importantes han mejorado sus capacidades de producción. Sin embargo, eso se diluye y distorsiona por el bachaqueo y las redes al margen de las vías normales de distribución públicas y privadas. En este último trimestre puede mejorar la producción y una cierta estabilización en producción, distribución y consumo y una estabilización de precios que todavía nos está afectando de manera importante.

— Es notable el incremento en los precios de distintos rubros

— Hay un factor especulativo excesivo de parte de comerciantes inescrupulosos que no les importa el país, reciben los productos de los centros de producción y una parte la destinan al mercado nacional y el resto la mandan al exterior vía bachaqueo, otros especulan con precios, allí hay que hacer un llamado a una mayor supervisión de parte de los inspectores de la Sundee, se han ido formando y juramentando importante número de supervisores, a ellos es el llamado y a las autoridades regionales de Sunagro que estaban al frente de las unidades regionales, que sean más eficaces y eficientes en su gestión para tratar de minimizar estos efectos perversos que está tanto en la distribución como en la fijación de los precios de bienes que son esenciales para la canasta básica de nuestra población.

— Sin embargo esto afecta mucho más en la inflación

— Notamos que ha habido una excesiva especulación en los precios de bienes y servicios, y es contraria a los intereses de nuestro país. El llamado a nuestras instituciones públicas y el llamado a consciencia de los comerciantes inescrupulosos y la población en general a que tengan más amor por la patria, en la gente.