“Marco Torres y Merentes deben renunciar porque sus políticas económicas ocasionaron el caos en el país”

Merentes-MarcoTorres 640

El dirigente nacional de Progreso Social, Félix Velásquez, señaló que la tolda que representa exigió la renuncia del presidente del Banco Central de Venezuela (BCV) Nelson Merentes y del Ministro de Finanzas, Rodolfo Marco Torres, a quienes responsabilizaron de la crisis económica y social que atraviesa Venezuela.

“Marco Torres y Merentes deben renunciar porque sus políticas económicas ocasionaron el caos en el país. No hablan claro y le dieron la espalda al país, toda la devaluación económica es producto de las malas políticas que implementaron en los últimos 16 años. Salgan en cadena nacional y digan que se equivocaron y que las políticas socialistas solo arruinaron a la nación. Tenemos que decirle a los venezolanos que su salario, aguinaldos y beneficios laborales se le va a convertir en agua y sal porque la inflación rebasa los tres dígitos y el BCV tiene siete meses sin decir cuales son las cifras de inflación” manifestó.

Velásquez apuntó que en Venezuela no existe gasto consensuado y que el hueco fiscal que hay es producto del gasto excesivo y la no generación de riquezas, además de la devaluación paulatina de la moneda nacional. “Un bolívar fuerte que no pulverizó a nadie ni estabilizó a nadie, que ahora solo está dando lastima y sirve solo para ser ejemplo de economías devastadas. Cuando vemos que el billete de mayor denominación solo sirve para comprar en bodegas sabemos del fracaso de políticas económicas” advirtió.

El dirigente reafirmó la propuesta de Progreso Social de ejecutar un referendo económico para consultarle a los venezolanos sobre las líneas que se deben seguir para afrontar la crisis económica. “El referendo económico es para que sea el pueblo quien exprese como y cuales serán líneas económicas que se deben seguir, que sea decisión de los venezolanos. El socialismo solo sirve para generar más pobres y poner la moneda por el suelo” destacó.

En ese sentido, apuntó que el bolívar ha descendido tan bajo que solo es comparado con chucherías, pagar pasaje o comprar agua comparado con sueldos de Cuba, Haití y países que no producen nada, que no tienen las riquezas que Venezuela ha generado en los últimos dieciséis años”. Agregó que la reciente aplicación de un Estado de Excepción en el estado Táchira, específicamente en los municipios fronterizos con Colombia, son medidas efectistas que no resolverán los problemas de desabastecimiento y deterioro de la moneda nacional.