Exigen libre tránsito en la frontera para que ingrese la mano de obra

 REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins

 

Daniel Montealegre, representante de la Cámara Industrial y de Comercio de Ureña (Táchira), informó que, según estimaciones del sector, 70% de los comercios y 80% de las industrias han tenido que cesar sus operaciones temporalmente porque “los trabajadores están en Colombia”, publica elmundo.com.ve.

por Ketty Afanador Pulido/elmundo.com.ve

Montealegre explicó que el cierre parcial de la frontera del estado Táchira con Colombia desde el pasado viernes es la principal causa de que se observen cerrados la mayoría de los establecimientos porque los trabajadores “no han podido pasar para abrir los centros de trabajo, tanto de los comercios como de las industrias”, dijo el representante de la industria y comercio de Ureña.

Refirió que ambos sectores esperan que deroguen la medida del cierre parcial de la frontera para permitir el libre tránsito de las personas hacia territorio venezolano, a fin de que las más de 7.000 empresas que están activas en ese eje fronterizo puedan reanudar sus operaciones a la brevedad posible. Asimismo, detalló que están levantando la data correspondiente para saber con exactitud cuántas personas trabajan en la entidad y viven en el país vecino.

En días pasados, la presidenta de la Cámara de Comercio e Industria de San Antonio (capital del municipio Bolívar), Isabel Castillo, explicó que el cierre indefinido de la frontera es la principal causa que impide a muchos propietarios de negocios y empleados de la zona abrir y acudir a sus puestos de trabajo.

“La mayoría de los dueños de empresas de la zona viven en Colombia, donde además estudian sus hijos, principalmente por razones de seguridad. Ahora están atrapados del otro lado de la frontera por el cierre indefinido y, por eso, no pueden trabajar, no es porque no quieran”, dijo Castillo en esa oportunidad.

Por su parte, la presidenta de Consecomercio, Cipriana Ramos, informó que hay productos que esperan por ser transportados desde Colombia a nuestro país, trámite que no es posible por la medida de cierre en el cruce limítrofe de ambas naciones.

“La necesidad que tiene Venezuela de productos colombianos en estos momentos es grande, y quizás la necesidad que tenga el colombiano de trabajar de este lado también sea grande. Lo que hay es que evaluar por qué hay necesidades de ambos lados”.

Francisco Martínez, presidente de Fedecámaras, enfatizó que el cierre parcial de la frontera afecta la vida normal de quienes residen allí y, de decretarse un cierre total, el impacto sería severo porque el mercado binacional es de vital importancia. Reiteró que, según cifras manejadas por las cámaras regionales, entre los seis municipios bajo decreto de Estado de Excepción se moviliza diariamente un millón de dólares.

Más información en elmundo.com.ve