SIP calificó de hostigamiento judicial y económico demanda contra El Nacional, La Patilla y TalCual

RavellOteroPetkoff

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) calificó de “irrisoria” demanda civil millonaria por supuesta difamación interpuesta por el presidente de la Asamblea Nacional (Parlamento) de Venezuela, Diosdado Cabello, contra tres publicaciones.

La SIP condenó la demanda contra el diario El Nacional, el semanario Tal Cual y el portal digital La Patilla, y la calificó de “hostigamiento judicial y económico” que viola principios elementales de libertad de prensa.

“Esta indemnización irrisoria busca el ahogo económico de los medios y de sus propietarios”, expresó Gustavo Mohme, presidente de la SIP.

Según la organización, con sede en Miami (EE.UU.), en la demanda Cabello exige a los medios una indemnización de unos 78 millones de dólares por “daños morales” al reproducir en enero pasado una información del diario ABC de España sobre supuestos vínculos del alto funcionario con el narcotráfico.

Mohme expresó en un comunicado que no hay delito alguno por reproducir investigaciones periodísticas.

Además, destacó “la desproporcionalidad del castigo, que evidencia que se trata de un castigo que el poder quiere hacer ejemplarizante para que todo el periodismo se autocensure por temor a sufrir represalias económicas”.

Claudio Paolillo, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, expresó que “este caso refleja la falta de independencia de los poderes y sobre cómo estos están orquestados para limitar la libertad de prensa”.

Paolillo cuestionó que el Tribunal Supremo, sin haber celebrado aún una audiencia judicial, expresó con antelación que la reproducción periodística carece de “veracidad” y “acarrea sanciones”.

La SIP también se hizo eco de la preocupación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) “ante las reiteradas declaraciones estigmatizantes y el hostigamiento judicial desplegados durante los últimos meses contra los medios El Nacional, Tal Cual, La Patilla y sus directivos por parte de altos funcionarios del Gobierno de Venezuela”.

EFE