La destrucción causada por Estado Islámico en el templo Bel, vista a través del satélite

 

El legado histórico y cultural de la antigua ciudad siria de Palmira se ha convertido en el objetivo de la barbarie de los terroristas de Estado Islámico. A lo largo de los últimos meses han salido a la luz decenas de documentos que muestran cómo el yihadismo está acabando con una parte de la historia de la humanidad, publica abc.es.

Este martes la ONU ha confirmado un nuevo acto destructivo de Estado Islámico: la aniquilación de dos importantes templos de la antigua ciudad siria de Palmira. Las imágenes vía satélite que han difundido muestran los escombros a los que han quedado reducidos ambos.

El Instituto para la Formación y la Investigación de la ONU/Programa sobre Aplicaciones Operacionales de Satélite (UNITAR/UNOSAT), que se encarga de analizar este tipo de imágenes, ha publicado tres fotos en su cuenta de Twitter en las que se muestra la destrucción del templo de Baal Shamin y del templo de Bel.

El grupo terrorista, que se hizo con el control de Palmira el pasado mayo, ya había publicado la semana pasada varias fotos en las que se mostraba como sus milicianos colocaban explosivos en el interior del templo de Baal Shamin y lo hacían saltar por los aires, según ha informado Europa Press.

Más información en abc.es