Alcalde de Cúcuta denunciará a Maduro ante la Corte Penal Internacional

(Foto archivo)
(Foto archivo)

 

El alcalde de la ciudad colombiana de Cúcuta, fronteriza con Venezuela, Donamaris Ramírez Lobo, dijo hoy que interpondrá una denuncia ante la Corte Penal Internacional (CPI) contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro, por la deportación de más de un millar de colombianos.

Junto a Maduro, también denunciará al presidente del parlamento de Venezuela, Diosdado Cabello, y al defensor del Pueblo de ese país, Tarek William Saab.

Según explicó Ramírez a la emisora Blu Radio, hoy mismo radicará “vía internet” la denuncia penal contra Maduro, algo que, subrayó, hará en calidad de ciudadano.

“Es diferente que lo haga un Estado, de Estado a Estado, a que lo haga un ser humano, un ciudadano, contra el presidente tirano Nicolás Maduro, entre otras cosas porque ha hecho deportación masiva y desplazamiento masivo sin cumplir ninguno de los requisitos que se requieren para ser deportado, como la mediación de un abogado”, apuntó.

El alcalde, que se encuentra en Washington para denunciar al presidente venezolano ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por delitos de lesa humanidad, aseguró que ante la CPI existe base para una demanda porque “ni siquiera en caso de guerra esta permitida la deportación masiva”.

Preguntado sobre la posibilidad de que la Fiscalía colombiana emprenda idéntica medida ante la CPI, tal y como apuntó el martes el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, Ramírez dijo que en ese caso sería “coayudante”, aunque precisó que mantendrá su iniciativa individual ante lo que considera una guerra.

“Aquí hay una guerra disfrazada. La guerra no únicamente es cuando nos cogemos a bala, la guerra también son los atropellos que está haciendo el presidente Nicolás Maduro”, sostuvo.

Con respecto a la denuncia que interpondrá hoy ante la CIDH, dijo que presentará pruebas de los “atropellos” del Gobierno venezolano, tales como “separación de núcleo familiar” en familias colombo-venezolanas o golpes a mujeres que presuntamente habrían propinado miembros de la Guardia Nacional de Venezuela.

La crisis entre los dos países surgió luego de que un tramo de la frontera fuera cerrada por una orden emitida por Maduro el 19 de agosto como parte de una campaña contra el contrabando y supuestos paramilitares, que incluyó la declaración del estado de excepción en varios municipios.

Desde entonces, según datos divulgados este lunes por organismos de las Naciones Unidas, han sido deportados de Venezuela 1.100 colombianos, mientras que otros 10.000 han optado por abandonar ese país. EFE