Carlos Vecchio se reunió con Thomas Shannon para tratar situación de Venezuela

Foto: Voluntad Popular
Foto: Voluntad Popular

El coordinador político de Voluntad Popular, Carlos Vecchio, sostuvo un encuentro en Washington con el consejero del Departamento de Estado de los Estados Unidos, Thomas Shannon, para tratar temas de la región, de la situación política venezolana y el proceso electoral del 6 de diciembre, haciendo hincapié en el rol de la comunidad internacional en este proceso y la propuesta del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, de ser observadores durante los comicios.

“Hemos visto que el gobierno venezolano no acepta la propuesta de la observación internacional calificada, pero nosotros insistimos en que para enfrentar esta crisis política es necesario que el proceso electoral cuente con observación internacional calificada, por ello toda la región debería trabajar para respaldar la propuesta del secretario general de la OEA”.

Vecchio explicó a Shannon que para que el proceso electoral cumpla con los estándares democráticos, en primer lugar se deben liberar a los presos políticos y permitírsele a los opositores participar sin que continúen las exclusiones; y segundo, la necesidad de tener la observación nacional calificada de la OEA y la Unión Europea. “Eso nos permitiría a nosotros los venezolanos que todas las partes tengan confianza en el proceso y podamos construir un reencuentro entre todos los venezolanos y solventar la peor crisis de nuestra historia republicana. Expresamos que el gobierno mantiene una política de sabotaje para el proceso electoral en diciembre: inhabilitando opositores, interviniendo partidos políticos, atacando los medios de comunicación como El Nacional, La Patilla y Tal Cual, decretando estado de excepción en algunas zonas del país con amenaza de llevarla a otras, todo lo cual genera un ambiente poco propicio para celebrar unas elecciones. Pareciera que tienen toda la intención de sabotear el proceso electoral pues las encuestas marcan que la diferencia entre el gobierno y la oposición es de 25%”.

Conversaron de todos los casos de los presos políticos, especialmente de Leopoldo López, del que se espera una sentencia para las próximas días. Hasta la fecha el Ministerio Público no ha podido demostrar la culpabilidad respecto a los cargos que se le imputan a López y los 4 estudiantes injustamente enjuiciados. “Todo indica que va haber una sentencia pronto sobre ese caso. Más de un año y medio en juicio a Leopoldo López no se le pudo demostrar nada, no hay ninguna prueba, por lo que debe ser liberado. El gobierno a través de la Fiscalía ha manipulado todo el juicio sin tener ninguna prueba, por lo que la única medida que debe tomar la jueza Susana Barreiros es la de libertad”, puntualizó.