Ismael García: ¡Queremos un país de propietarios!

thumbnailismaelgarciaUna de las consecuencias de la grave crisis que hoy vivimos en el país, es  sin lugar a dudas, la violación a la propiedad privada en todas las áreas y las expropiaciones a fincas y tierras productivas a lo largo y ancho de nuestra geografía nacional, buscando siempre caminos oscuros y populistas para avalar una supuesta revolución, cuyo pretexto de amparo a los más vulnerables, les permitió acabar con buena parte de extensiones de tierras  dedicadas a la producción nacional, y a vulnerar el derecho de la gente a ser dueños de sus viviendas.

En materia habitacional, las viviendas construídas por la Misión Vivienda, este gobierno también ha sido un gran manipulador porque la gente tiene un derecho constitucional a ser propietarios de sus viviendas. No obstante, el gobierno en su afán de mantener controlados y chantajeados a los beneficiarios, no les dan su título de propiedad como lo establece el artículo 115 de la Constitución Nacional,  que garantiza el derecho de propiedad y contempla que toda persona tiene derecho al uso, goce, disfrute y disposición de sus bienes. Pues no, aquí el gobierno sólo les adjudica el bien inmueble, manteniendo a la gente en una constante zozobra en virtud de la inestabilidad jurídica con que se gobierna y las cargas emotivas e iracundias con las que se toman las decisiones. Por tanto, este gobierno para tratar de mantener al pueblo humilde frenado, no les da nada que demuestre que esas viviendas les pertenecen.

Muchas han sido las denuncias de los beneficiados con la Misión Vivienda, de las fallas estructurales, grietas y pésimos acabados de estos urbanismos, pero ellos no pueden reclamar abiertamente, porque inmediatamente viene una comisión  de las UBCH y del PSUV al mejor estilo autócrata y hegemónico los sacan de esas casas, en vez de evaluar la mano de tercera implementada en los convenios con China, Rusia y otros países. El gobierno no ha querido entender que la gente no quiere que le regalen las casas, los venezolanos no tenemos vocación de mendigos. La gente quiere pagar sus viviendas y ser propietarios, tal y como ocurrió con la Urbanización Caña de Azúcar en Maracay o en La Mora en La Victoria, los gobiernos de la Cuarta República, otorgaron estas viviendas a la gente trabajadora y les dieron facilidades de pago y cuando finalizaron sus cuotas se les otorgó su título de propiedad.

EL gran compromiso de los candidatos de la unidad en Aragua con todos aquellos a quienes les ha  adjudicado viviendas y a los que se les adjudicarán no sólo en Aragua sino en todo el país, a través de la Misión Vivienda, es presentar en los próximos días Una Ley de Título de Propiedad de cada una de estas viviendas, para que esta gente deje de ser adjudicataria y pasen a propietarios. Esas familias no pueden seguir en un limbo jurídico y aterrorizados y temerosos de que las OLP o los Consejos Comunales, les inventen o les siembren un expediente de apátridas y los saquen sin son ni de sus viviendas, al mejor estilo de los gobiernos autoritarios y hegemónicos que a medida que van perdiendo fuerza en la sociedad, apela a estos chantajes y humillaciones contra el pueblo. En esta normativa legal, también nos proponemos que las edificaciones y casas sean revisadas y evaluadas para que la gente tenga mejor calidad de vida.

Desde la nueva Asamblea Nacional y a partir del 5 de enero de 2016, cuando nos instalemos, vamos con todos los hierros a proteger a la propiedad privada de los que ya tienen una vivienda y a las que las que van a recibir. Basta de hacer proselitismo con el bien más preciado para un ser humano como es su techo, no toleraremos más humillación. Los venezolanos queremos y merecemos un país de propietario y de emprendedores.

Ismael García

Diputado a la Asamblea Nacional

Primero Justicia

@ismaelprogreso