Julio Montoya asegura que el gobierno intenta criminalizar a la alternativa democrática

DSC_0349

El diputado a la Asamblea Nacional y candidato a las parlamentarias, Julio Montoya, denunció el allanamiento por parte de organismos del Estado a la casa de Ana Pérez,  secretaria de organización de Primero Justicia en el estado Apure, así como la persecución política a otros dirigentes del partido.

Nota de Prensa

“El gobierno ahora va por los falsos positivos, ya no se trata de implicar a dirigentes de la oposición en supuestos crímenes, sino que intentará criminalizar a los dirigentes de la   alternativa democrática venezolana en el campo económico, sin asumir su responsabilidad en materia de  escasez  y alto costo de la vida, debido a las políticas económicas erradas de Maduro y su Gabinete”, señaló.

El dirigente justiciero mostró una orden de allanamiento asegurando que la dirección y características de residencia allí indicadas son distintas a la dirección  de Ana Pérez,  al tiempo que denunció que en el mismo documento  la acusan de financiamiento al paramilitarismo y de contrabandista “eso también ocurre con mi persona, con el concejal Rubén Salazar, de Guasipati, estado Bolívar, y  con dieciséis dirigentes de Primero Justicia en el país, así como con integrantes  de  otras organizaciones de la alternativa democrática”, expresó.

Asimismo, Montoya aseveró que al gobierno se le acabó su tiempo y debido a eso inicia un plan de persecución a dirigentes de la oposición, “generando estas situaciones el gobierno pretende confundir y  ocultar la realidad a los venezolanos”.

El dirigente exhortó a la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, a dar respuesta  a casos de corrupción existentes en el país, como por ejemplo el caso de los depósitos mil millonarios de funcionarios venezolanos en   los bancos de Andorra.

El candidato culminó afirmando que se encuentra seguro que el nivel de participación en las próximas elecciones parlamentarias va a ser muy alto, “la cola del 6D es la única cola que valdrá la pena hacer”