¿Por qué “huyó” el joven acusado Marco Coello?

Foto: Archivo
Foto: Archivo

Marco Aurelio Coello, es un joven de 18 años que participó en la marcha organizada por los estudiantes el pasado 12 de febrero de 2014 hasta la sede de la Fiscalía General de la República, en Parque Carabobo, Caracas y resultó apresado por funcionarios policiales, injustamente según sus familiares, quienes además denunciaron que fue torturado física y mentalmente y que este viernes el Ministerio Público investiga su posible salida del territorio nacional con destino a Estados Unidos.

La información se generó en la tarde de este viernes, debido a la inasistencia injustificada del acusado a la continuación de las conclusiones del debate del juicio oral y público que se efectúa en la causa que se sigue en su contra, así como a otros tres jóvenes y el líder de Voluntad Popular Leopoldo López.

Lo curioso de este caso es que si el joven debía presentarse hoy en el Palacio de Justicia, cómo éste logró tomar un vuelo fuera del país sin ser detenido.

Antececentes del caso

Marco Aurelio Coello fue detenido en la sede de Polichacao y su madre Doris de Coello, informó que Marco no podía dormir más de cuatro horas al día, y no comía adecuadamente por la falta de apetito, todo como consecuencia del estrés postraumático.

“Mi hijo no puede dormir, tiene recuerdos recurrentes de los episodios de maltrato, pasa de la tristeza a la desesperación, ha tenido varias crisis, está inapetente, con la piel cetrina de la falta de sol, y no hemos podido notificar al tribunal lo que está pasando porque hubo cambio de juez y la entrante no ha iniciado el despacho desde hace una semana”, aseguró la madre de Coello.

La familia de Coello solo tuvo acceso al detenido dos veces por semana, y los médicos recomendaron que las visitas fueran con mayor frecuencia, en vista de que se incrementó su estado depresivo.

Audiencia preliminar

La situación de Marco Coello se podía resolver con su libertad plena. Es por ello que sus padres solicitaron que se fijara finalmente la audiencia preliminar en los tribunales para “demostrar que es inocente de todos los delitos que se le acusan”.

“Los abogados tienen todos los elementos probatorios para demostrar que efectivamente Marco Aurelio Coello y Cristhian Holdack (otro de los detenidos ese día) son inocentes; precisamente por eso insistimos”, dijo Doris de Coello.

A Coello se le imputan los delitos de instigación a delinquir, agavillamiento, daños materiales e incendio, durante su participación en la marcha que encabezó Leopoldo López y que llegó hasta la Fiscalía General. El joven no conoce a Leopoldo López y participó de esa manifestación por convicción propia.

El 23 de julio de 2014, Marco Coello fue liberado tras la sentencia de la jueza Susana Barreiros y posteriormente, Holdack recibió medida de libertad condicional ordenada por la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia. (lapatilla.com)