Cierran centros de votación en comicios generales de Trinidad y Tobago

 

Foto: EFE
Foto: EFE

Los centros de votación de Trinidad y Tobago cerraron hoy oficialmente a las 18.00 hora local (22.00 GMT), aunque los ciudadanos que aún esperaban su turno a esa hora podrán votar en el marco de las elecciones generales en las que está en juego la reelección de Kamla Persad Bissessar.

EFE

La que hace cinco años se convirtió en la primera ministra de estas islas caribeñas dijo hoy estar “convencida” de que su electorado volverá a elegirla para llevar las riendas del país durante cinco años más.

Después de ejercer su derecho durante la tarde, dijo a la prensa local que esperaba que las intensas lluvias que cayeron sobre gran parte del territorio en las últimas horas de la jornada electoral no produjeran daños y no impidieran a la gente ir a votar para elegir un nuevo Gobierno.

“Creo que los hemos hecho muy bien. De verdad que he intentado hacerlo lo mejor posible. Ahora ya hay poco que yo pueda hacer, salvo dejarlo en manos de la gente y del Señor”, apuntó.

Igualmente, la mandataria, cuya coalición se hizo en las anteriores elecciones con 29 de los 41 escaños en juego, defendió que se ha “mantenido una campaña electoral muy pacífica y tranquila”, a pesar de que ha sido particularmente larga.

La Comisión de Elecciones y Fronteras (EBC) dijo que no estaba previsto prolongar el horario de los más de dos mil centros de votación pese a que las intensas lluvias dificultaron el voto a algunos de los más de un millón de electores.

Estas lluvias fueron torrenciales en muchos puntos de las islas e inundaron calles y caminos, lo que hizo que en algunos centros de votación se viera una afluencia de electores menor de la que se esperaba.

Se estima que hay 1,09 millones de personas con derecho a voto para estas elecciones, que se prevé sean una lucha muy reñida entre una coalición de partidos socialdemócratas encabezada por Persad Bissessar y el Movimiento Nacional Popular (PNM), de centroizquierda y encabezada por Keith Rowley.

El controvertido líder del Partido Liberal Independiente (ILP), Jack Warner, sobre el que pesa una orden de extradición a EE.UU. por acusaciones relacionadas con el caso de la Federación Internacional de Fútbol (FIFA), dijo estar convencido de que su agrupación puede jugar un importante papel en el resultado electoral.

Warner, de 72 años, se enfrenta a cargos penales en EE.UU. por la corrupción relacionada con su cargo de presidente, entre 1990 y 2011, de la Confederación de Fútbol de América del Norte, Central y el Caribe (Concacaf).

Además, fue el máximo responsable de seguridad del país y ahora es líder del ILP, la tercera fuerza política local, con opciones de hacerse con algún escaño, después de que en 2010 fuera expulsado del PNM.

Warner pretende vincular al PNM con el uso irregular de fondos procedentes de la FIFA, algo que Persad Bissessar ha negado reiteradamente.

“Aquí hay suficiente gente como para entrar en el Parlamento, de eso estoy seguro”, dijo tras emitir su voto. En su opinión, el PNM podría lograr hasta tres escaños, que es “todo” lo que necesita.