Desarrollan un dispositivo contra el mareo en los viajes

mareo

La causa del mareo es todavía un misterio, pero una teoría popular entre los expertos dice que tiene que ver con mensajes confusos recibidos por nuestro cerebro desde nuestros oídos y ojos cuando estamos viajando. Infosalus.com

Es un problema muy común y tiene el potencial de afectar a todas las personas, es decir, que se mareen en los barcos o las montañas rusas, pero alrededor de tres de cada diez personas experimentan síntomas de mareo severos, como vahídos, náuseas, sudores fríos y otros.

El problema de los mareos podría terminarse dentro de entre cinco a diez años, gracias a un nuevo tratamiento en desarrollo. La nueva técnica ofrece una intervención segura y eficaz que es probable que esté disponible para la adquisición por cualquier persona en el futuro, según sus creadores.

Una investigación del ‘Imperial College’ de Londres, en Reino Unido, publicada este viernes en ‘Neurology’, muestra que una corriente eléctrica suave aplicada al cuero cabelludo puede amortiguar las respuestas en un área del cerebro que se encarga de procesar las señales de movimiento, ayudando al cerebro a reducir el impacto de las entradas confusas que está recibiendo y evitando el problema que causa los síntomas de mareo.

“Estamos seguros de que dentro de cinco a diez años la gente podrá entrar en la farmacia y comprar un dispositivo contra el mareo”, afirma el director de la investigación, Qadeer Arshad, del Departamento de Medicina del ‘Imperial College’ de Londres.

“Puede ser algo así como las decenas de máquinas que se utilizan para el dolor de espalda. Esperamos que incluso podría integrarse en un teléfono móvil, permitiendo administrar la pequeña cantidad de electricidad requerida a través de auriculares. En cualquier caso, habría que fijar temporalmente pequeños electrodos en el cuero cabelludo antes de viajar, por ejemplo, en un ferry para cruzar un canal”, añade.

En el estudio, los voluntarios llevaron electrodos en la cabeza durante aproximadamente diez minutos. Se les pidió entonces que se sentaran en una silla giratoria motorizada que también se inclinaba para simular los movimientos que tienden a enfermar a las personas en los barcos o las montañas rusas y, tras el tratamiento, eran menos propensos a sentir náuseas y se recuperaron más rápidamente.

SIN EFECTOS SECUNDARIOS APARENTES

El profesor Michael Gresty, del ‘Imperial College’, que colaboró en este estudio, afirma que “el problema con los tratamientos para el mareo es que los más efectivos son generalmente pastillas que también provocan somnolencia. Todo eso está muy bien si es un viaje corto o la persona es un pasajero, pero no si eres un individuo que trabaja en un crucero y tienes que hacer frente al mareo sin dejar de trabajar”.

“Estamos muy entusiasmados con el potencial de este nuevo tratamiento para proporcionar una medida eficaz para prevenir el mareo sin efectos secundarios aparentes. Los beneficios que hemos visto están muy cerca de los efectos que se consiguen con los mejores medicamentos disponibles para el mareo”, añade este experto.

El equipo de investigación ya están empezando a hablar con la industria para el desarrollo del dispositivo. En particular, hay interés por parte de los militares para diversos aspectos de su trabajo. Esto podría incluir ayudar a las personas que están controlando remotamente drones mediante una interfaz visual que puede provocar náuseas.

“A partir de otros estudios, también tenemos evidencia de que estimular el cerebro de esta manera puede mejorar la atención y la concentración. Este aspecto es de gran interés para los militares pero creemos que otros grupos, como los estudiantes y las personas que pasan largos periodos con juegos de ordenador, también querrán probarlo”, señala Arshad, quien concreta que las corrientes que se suministran son muy pequeñas y no hay razón para esperar que se produzcan efectos adversos por su uso a corto plazo.