Gobierno boliviano autorizó llevar bandera a barco que traficaba armas a Libia

fotografia-Haddad-1-publicada-WorldTribunecom_LRZIMA20150903_0064_11

Un barco con bandera boliviana que transportaba un cargamento de armas con destino a Libia fue capturado por las autoridades navales de Grecia el lunes 31 de agosto, según reportaron medios internacionales, publica La Razón.

El Registro Internacional Boliviano de Buques (RIBB), que depende del Ministerio de Defensa, confirmó hoy que el barco mercante Haddad 1, detenido esta semana en Grecia por presunto tráfico de armas a Libia, operaba con bandera boliviana porque había sido registrado legalmente en el país desde enero pasado.

“Está autorizado para tener bandera boliviana, pero quiero aclarar que entregamos la certificación pero después el dueño del buque lo que haga con ese certificado o lo que transporte es de responsabilidad personal”, afirmó el contralmirante Omar Yáñez, director general ejecutivo del RIBB, dijo en conferencia de prensa.

Ayer se conoció que la guardia costera en Grecia interceptó a la nave que llevaba impreso el nombre de Haddad 1 y que habría partido desde el puerto turco deIskenderum, el 27 de agosto, y que tenía como destino final desembarcar en Libia. Los detenidos son de origen sirio y egipcio, y según cadenas internacionales, las armas estaban dirigidas para ser entregadas a miembros del Estado Islámico, grupo que ha realizado diferentes ataques en los últimos años dejando múltiples víctimas.

Yáñez explicó hoy que el barco fue registrado en el RIBB en enero pasado “con todas las condiciones establecidas, con todos los requisitos cumplidos”.

De acuerdo con el RIBB, en Turquía el Haddad 1 cargó muelles y plásticos. Esa era su carga lícita, pero en Grecia se verificó que también llevaba armas. Yáñez reveló que Bolivia otorgó autorización a este buque el 27 de enero de este año, y que tras este episodio se la quitaron.

“A raíz de esto se inició un proceso que se lleva a cabo en un juzgado de instrucción en Grecia y nosotros tomamos a primera mediada pertinente la cancelación de oficio de este buque”, indicó Yáñez.

Deslindó responsabilidades en este caso, bajo el argumento de que al otorgar autorización el Estado no es responsable de que ese documento se use para fines lícitos. Anunció que el Estado boliviano se constituirá en víctima de este caso. “En la parte legal nos constituiremos en víctima y parte querellante, porque somos los que en realidad confiamos en el dueño de esta embarcación para que realice el comercio marítimo legal y no ilegal”, agregó.

La advertencia de Yáñez fue coadyuvada por el jefe de la unidad jurídica del RIBB, Limbert Mollericona, quien ratificó que el Estado boliviano se constituirá en víctima y parte coadyuvante en el proceso judicial que se desarrolle en Grecia contra los propietarios o responsables del buque.