Gracias a una llamada anónima, capturaron a presuntos homicidas en Lara

 

cicpc-bolivar
Foto: Archivo

Tan solo 48 horas después del asesinato de Juan Alexis Pérez Godoy, de 62 años de edad, ocurrido en Cerritos Blancos, efectivos de la División de Inteligencia y Estrategias Preventivas de la Policía del estado Lara (DIEP) dieron con el paradero de los presuntos autores materiales del hecho, gracias a una llamada anónima, reseñó El Impulso.

Por Angélica Romero Navas

La noche del viernes, por medio de una llamada de un vecino de la vereda 5 de Cerritos Blancos que prefirió mantenerse en el anonimato, el cuerpo policial fue informado de que dos sujetos rondaban la zona y tenían la sospecha de que eran los responsables del crimen contra el servidor católico e integrante de la Cofradía Divina Pastora.

Eran las 10:40 cuando los funcionarios de inteligencia se apersonaron al lugar y avistaron a los hombres con las mismas características descritas en la llamada.

Los abordaron, los requisaron y les incautaron tres envoltorios de droga entre marihuana y cocaína con un peso aproximado de 40 gramos, un celular Samsung y un celular Blackberry. Pero además los efectivos lograron dar con el paradero del refugio en donde tenían equipos que robaron en la vivienda ubicada en la vereda 9 entre calles 2 y 3, donde asesinaron al sexagenario. Un televisor, un hidrojet y una consola con dos cornetas.

Quedaron identificados como Deivis Rafael Ocanto Torres, de 19 años de edad, y residente del barrio La Municipal; mientras que Yhonder Xamir Camejo López, de 21 años de edad, residente de la vereda 9 entre calles 5 y 6 de Cerritos Blancos, a sólo tres cuadras de donde presuntamente cometió el crimen.

Quiso evitar el hurto

Tanto Deivis como Yhonder rondaban desde hace días la vivienda de dos plantas en donde también funciona un negocio de venta de pinturas. Sabían que el propietario no dormía allí así que la madrugada de este jueves ingresaron por el techo de la vivienda.

Una vez adentro se sorprendieron al ver que en una de las habitaciones estaba Pérez Godoy, a quien el dueño le pagaba para que cuidara el inmueble desde las 7:00 de la noche hasta las 6:00 de la mañana. El anciano quiso evitar que los antisociales se llevaran los enseres y por eso ataron sus manos para neutralizarlo y posteriormente golpearon su cabeza con un objeto contundente, ocasionándole la muerte.

Se supo que ambos pertenecen a la sociedad criminal de ‘El Ricky’ un sujeto que actualmente continúa cometiendo fechorías desde la cárcel de Uribana.