Las agencias de viajes declaran la guerra a Lufthansa después de su puñetazo en la mesa

agen

Una disputa por un tema de precios entre Lufthansa (una de las principales aerolíneas mundiales) y Amadeus (proveedor de servicio tecnológico integrado para el sector turístico) ha acabado explotando en la cara de las agencias de viajes, que desde este pasado martes tienen una comisión de 16 euros cuando contraten un vuelo con Lufthansa. La comisión es para las agencias que contraten los servicios de la aerolínea alemana a través del software de Amadeus, que en la práctica tiene más del 90% del mercado en España y, desde su sede en Madrid, es una de las tres empresas de importancia que proveen estos servicios integrales a las agencias en todo el mundo. Vozpopuli.com

Un programa como el de Amadeus facilita el trabajo a las agencias al tenerlo todo unificado y ofrece un servicio más profesional

Esta comisión, que ya se anunció a principio de verano provocando caídas bursátiles en Amadeus, ha acabado imponiéndose pese a los intentos del sector por negociar hasta el último momento y evitarla. Las agencias tienen la opción de absorberla ellas, lo que daña su margen, aseguran, o de pasársela al cliente final, lo cual tampoco es una opción válida pues se pierde la ventaja competitiva que seobtiene al buscar las mejores opciones de viaje con un programa integral y para profesionales como el que vende Amadeus. “Lufthansa ha prometido que facilitará otro GDS (sistema de gestión) para sus vuelos. Mientras tanto, una agencia se ve obligada a pasar por su web, como cualquier cliente puede hacer desde casa” cuenta un afectado del sector. Un programa como el que vende Amadeus con gran éxito facilita mucho el trabajo a las agencias al tenerlo todo unificado y ofrece un servicio más profesional, aseguran. Sus tarifas son diferentes para los distintos eslabones de la cadena turística (vuelos, hoteles, etc).

La penalización también aplica a las filiales Swiss Air, Austrian Airlines, o la desgraciada Germanwings, cuyo vuelo Barcelona-Düsseldorf se estrelló en los Alpes el pasado 24 de marzo. Según las agencias, el puñetazo en la mesa de Lufthansa es tras no haber llegado a un acuerdo con Amadeus, cuyas tarifas consideraban demasiado caras. Pero la patada a la tecnológica española se la han llevado los minoristas en el trasero. La aerolínea de bandera germana tiene una cuota del 7% en el país y ambiciosos planes de crecimiento.

Esta decisión unilateral del gigante alemán traerá consecuencias. Para empezar, “será muy complicado que, de ahora en adelante, una agencia de viaje pueda prescribir cualquier viaje con Lufthansa”, ha dicho a este medio el presidente de la Unión de Agencias de Viajes (UNAV), José Luis Prieto. La libre competencia no permite que a un cliente se le imponga elegir su proveedor, pero tampoco a la inversa, por ello es posible que algunas de las grandes y pequeñas agencias decidan llevar a cabo su particular ‘boicot’ a Lufthansa, aunque siempre dependerá de la decisión de cada uno. “Complicado que esté en el ánimo de un profesional seguir contratando servicios con una compañía que se ha comportado de esta manera”, asegura Prieto, histórico y veterano presidente de UNAV.

¿Y si los siguen?

En el fondo de todo, existe temor en el sector porque otras grandes aerolíneas tomaran el mismo camino que los alemanes y decidieran ‘pasar’ del intermediario que suministra el software para contratar todos los servicios turísticos a la vez (el trabajo con un GDS como Amadeus otorga a los especialitas en viajes una ventaja competitiva). No queda claro si otras empresas seguirán este caso, pues algunas como Iberia dependen de las agencias de viajes hasta en un 85%. En el mar de fondo, la batalla entre las aerolíneas y los proveedores de GDS porque las primeras no quieren pagar tanto a los segundos, que además se mueven en un mercado con muy pocos competidores de relevancia (Amadeus y laamericana Sabre son los más importantes).

Las agencias de viajes y los proveedores de GDS destacan la unilateralidad con que ha funcionado Lufthansa en este caso

Desde las agencias de viajes y también los proveedores de GDS se destaca la unilateralidad con que ha funcionado Lufthansa en este caso. Se sienten ignorados por los alemanes, que no se han avenido a negociar lo suficiente, aseguran, antes de tomar su decisión. Las agencias de viajes se encuentran en este momento en una situación de recuperación y alguna de las más grandes del país, Viajes El Corte Inglés, ha reportado beneficios y cifra de negocio creciente en 2014. Lufthansa tampoco pone en peligro su negocio al completo, pero sí puede ser una piedra que les impida seguir beneficiándose del auge turístico que vive España. Aunque crecen los clientes que deciden planificar sus vacaciones completamente a su aire, la intermediación profesional sigue siendo una opción escogida por gran parte de la población.