Pedro Castro Guillen: El chavismo y su estrategia

thumbnailpedrocastroUna manera de evaluar la estrategia actual del chavismo es como táctica en el muy corto plazo, de cara a las elecciones parlamentarias. Se pudiera entender lo anterior, como que no tienen estrategia. No. Su estrategia es no tener estrategia, sino jugársela en el día a día, porque no tienen otra.

Sabemos que el chavismo ha ensayado construir múltiples chivos expiatorios para apartar del régimen la responsabilidad de la crisis por el desgobierno del país de lo que son los únicos culpables. Así hemos pasado por varias campañas publicitarias: contra la guerra económica, la burguesía apátrida, los acaparadores, #ObamaDerogaelDecretoya, la legítima reclamación del territorio guyanés; ni siquiera sus propios sectores sociales que han nacido a la sombra del proceso se han salvado; los bachaqueros han sido satanizados como responsables de las penurias de la población por falta de bienes básicos, los habitantes de los barrios populares y de la misión vivienda acusados y acosados por las OLP como responsables del auge desmesurado del crimen.

Así llegamos al cierre de frontera y toda esta campaña desproporcionada tratando de convertir a los paramilitares en los culpables de la crisis económica. Y con esto no estamos diciendo que los paramilitares no participen del contrabando y otros crímenes atroces en la frontera, la verdad es facilito acusarlos porque no hay venezolano que no crea y sepa que esta banda de criminales asola la frontera desde hace décadas, al igual que la FARC y el ELN. La contradicción se presenta cuando se acusa indiscriminadamente a paramilitares, a Uribe y Santos todos en un mismo paquete, cuando se sabe que la relación entre Uribe y Santos es como agua y aceite. Cuando se ataca desconsideradamente a Santos, que tiene tantas relaciones con el régimen, vínculos tejidos por el propio Chávez no se entiende.

Ahora bien, el oficialismo no se le puede acusar de ser un sutil aristotélico, sólo trata de crear un enemigo creíble a luz del fracaso de todos los anteriores. Por eso, apela a los posibles sentimientos de racismo y xenofobia para construir esta nueva amenaza que viene de Colombia. Y utiliza hay que decirlo muy hábilmente la historia de moderna de Colombia plagada de hechos aborrecibles de crímenes masivos,  de refugiados y desplazados internos y externos para sostener su tesis y el abrigo que ha ofrecido Venezuela a millones de Colombianos.

Pero la fachada electoral de toda esta trágica situación no se puede ocultar, máxime cuando el Presidente Maduro, sale de viaje para Asia en un momento tan delicado del país con una querella abierta con el país con quien sostenemos nuestra más importante relación internacional.

Esto se explica porque el viaje a Vietnam y China, es parte también de la campaña, de allá no traerá recursos frescos, divisas constante y sonantes, traerá deuda eso sí. Pero es la manera más a mano de presentar al  Pdte. Maduro que no puede mostrar ningún éxito, como un líder que aún conserva influencia internacional y que puede negociar acuerdos positivos para el país así sea de mentira, es parte del show electoral.

Lo que los venezolanos que queremos cambio debemos saber es que el oficialismo no va a dejar de hacer todo lo que este a la mano para neutralizar una victoria electoral de la oposición, incluyendo desmotivarlo y desesperanzarlo para que no vote. Creo que a esta altura de la situación y a pesar de que todavía nos queda por ver hasta el 6D, hay que salir a votar, porque es a lo que más temen, desde este punto de vista usted decide. Hágalo.

 

Pedro Vicente Castro Guillen            @pedrovcastrog