Cristina Fernández fustiga a los “países del norte” que expulsan a los inmigrantes

Reuters
Reuters

La presidenta argentina, Cristina Fernández, criticó hoy a los “países del norte” que expulsan a los inmigrantes y dejan morir niños en las playas, en referencia a la crisis en Europa por la masiva llegada de refugiados, durante un acto junto al exmandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva.

EFE

“Por favor, que nadie nos venga a poner de ejemplo a algunos países del norte. Yo no quiero parecerme a países que expulsan inmigrantes y dejan morir chicos (niños) en las playas”, dijo la presidenta argentina, al borde de las lágrimas.

“No quiero parecerme a los que dejan que se muera gente en las bodegas de los barcos, no quiero parecerme a los que crean un muro a lo largo de sus fronteras para que no pasen los de al lado, que son los que sostienen el trabajo y la producción”, continuó.

La mandataria encabezó hoy el acto de inauguración de una Unidad de Pronta Atención (UPA) en la localidad bonaerense de José C. Paz acompañada de Lula da Silva, quien visita esta semana Argentina, y junto al candidato oficialista a la Presidencia para las elecciones de octubre, Daniel Scioli, entre otros.

“Es decadencia cultural. Se andan tirando los inmigrantes de un país a otro, como si fueran bultos. Nosotros, país de inmigrantes, país que hemos recibido, nuestros abuelos bajaron todos de los barcos, no quiero parecerme a nadie que le dice a una piba (chica) de 15 años que se quiere quedar para estudiar que no puede y se tiene que ir”, criticó Fernández.

Además, pidió “que no nos tomen de pavotes (ingenuos)”, porque lo que hay que preguntarse es “por qué se van de sus países (los refugiados)”, quién “arma las guerras” en esos lugares, “a quién le convienen” y quién vende las armas.

“Yo quiero ser como somos nosotros, solidarios, trabajadores, jugar por la producción, la industria y el desarrollo. Ahí está el futuro, lo otro es solo la degradación de la condición humana”, agregó.

En ese sentido, Fernández insistió en la importancia de “redoblar el esfuerzo” de impulso al desarrollo a través de los lazos políticos con los demás países de la región, como Brasil, y con los países emergentes del resto del mundo como China, Rusia, India y Sudáfrica (el resto de países de la alianza Brics).