Acusan al padre de Aylan de ser uno de los traficantes que conducía el barco

 

El padre del pequeño Aylan, que murió ahogado tratando de llegar a Grecia estaba conduciendo la barca que naufragó, según otros pasajeros que viajaban con él.

Ahmed Hadi Jawwad y su mujer, de nacionalidad iraquí y que perdieron en el mismo viaje a sus dos hijos de 11 y 9 años han relatado a la agencia Reuters que Abdullah Kurdi, el padre de Aylan, entró en pánico y aceleró el barco cuando una ola les golpeó, lo que levantó sospechas entre los demás refugiados que iban en la barca.

Un tercer pasajero ha contado también esta versión de los hechos, pero Reuters no pudo confirmarlo.

La historia que contó el padre de Aylan es mentira. No se porque mintió, quizás fue miedo” dijo Jawwad en Bagdad este viernes. “Fue él quien conducía el barco desde el principio hasta que se hundió”.

Jawwad aseguró que Kurdi nadó hacia ellos para suplicarles de que no contaran la verdad y su verdadero papel en todo el incidente. La mujer de Jawwad ha confirmado este punto. Jawwad también ha contado que el enlace del padre con los traficantes se llamaba Abu Jussein. “Abu Hussein me dijo queKurdi fue uno de los que organizaron el viaje”, afirmó.

Aunque Reuters intentó varias veces hablar con Kurdi -el padre de Aylan- por teléfono, no consiguió localizarle. Lo mismo ocurrió con Abu Hussein. Kurdi sí que se ha puesto en contacto con el diario Mail Online para negar todas las acusaciones.

Pensé en dirigir el barco pero no lo hice. Son todo mentiras“, afirmó. “Esto no es verdad. Si yo fuera un traficante de personas , ¿por qué motivo pondría a mi familia en el mismo bote? Yo pagué lo mismo por viajar en esa barca”, ha contado al periódico. En declaraciones a un medio kurdo, Rudaw, Kurdi culpó a un traficante de personas pero sin dar ningún nombre.

Amir Haider, de 22 años, otro iraquí que también viajaba en un barco, confirmó la versión de Jawwad e identificó a Kurdi como el conductor. Dijo a Reuters por teléfono desde Estambul que inicialmente pensó que Kurdi era turco porque no hablaba nada y que luego se dio cuenta de que estaba hablando en árabe a su mujer.

La foto del cuerpo de Aylan, en la orilla, muerto tras naufragar el barco en el que iba ha dado la vuelta al mundo y se ha convertido en un símbolo de la crisis de los refugiados, la mayor desde la Segunda Guerra Mundial.