David Morán Bohórquez: El aroma del café

AromadeCafe

 

A todos los venezolanos dignos, que luchan por la libertad. Dondequiera que se encuentren

 

De niño asociaba el olor del café a tierra húmeda, esa que se huele apenas comienza la lluvia.

Quizás era casualidad, pero recuerdo que cuando mi madre colaba el café temprano en nuestra casa de Maracaibo caía un chubasco de esos maracuchos, inundando el ambiente de aroma a matrimonio entre la tierra y el grano tostado y colado en agua hirviente.

Esta madrugada colé café, un ritual de años, para esperar el amanecer, oteando en esos primeros rayos de luz la señal de moverme, de abrazar mis deseos y ponerlos en marcha.

Y de nuevo el aroma del café estaba ahí.

El olor de café es un matrimonio, me ratifiqué sin duda alguna.

Hoy en mi joven adultez, con la lucha por la libertad.

Le juro amor eterno.