Contexto internacional del jueves 17 de septiembre de 2015

logo-deinmediato

(deInmediato) Mientras Fed considera alza de tasas, mercados ven posibilidades de otro recorte de BCE.- (Reuters) – Un año después de que Mario Draghi dijo que las tasas de interés del Banco Central Europeo habían tocado fondo, los mercados de dinero de la zona euro están contando con una buena probabilidad de que puedan ser reducidas nuevamente, pese a un alza de tasas al otro lado del Atlántico.Las bajas tasas interbancarias remarcan aún más la divergencia de las políticas monetarias en Europa y Estados Unidos, donde los mercados ven una posibilidad de un 25 por ciento de que la Reserva Federal eleve las tasas de interés el jueves por primera vez en una década. Analistas calculan que la probabilidad que los mercados atribuyen a otra reducción de tasas del BCE es de cerca de un 20 por ciento. La nueva visión del mercado tiene lugar tras un debilitamiento del panorama inflacionario, pese a que el BCE lanzó un programa de compras de bonos de un billón de euros en marzo para inyectar dinero a la economía.Además, en la última reunión del BCE, el presidente de la entidad, Mario Draghi, mostró una apertura a una expansión del programa de alivio cuantitativo. El vicepresidente del BCE, Vítor Constâncio, dijo a Reuters en una entrevista que la entidad tiene espacio para comprar más activos, pero aún ningún integrante del banco ha señalado un movimiento de las tasas de interés. De acuerdo al mercado, una reducción de la tasa de depósitos desde menos 20 puntos básicos podría ser más afectiva que un alza del alivio cuantitativo para depreciar al euro, que se ha fortalecido nuevamente en los últimos meses, manteniendo a la inflación cerca de cero. “Un recorte de la tasa de depósitos es una posibilidad”, dijo Antonio García Pascual, economista jefe europeo en Barclays, quien agregó que era más probable que el BCE simplemente expanda su programa de compras de bonos.

*****

China dice alza de tasas de interés en EEUU tendría un efecto limitado sobre su economía.- (Reuters) – Un aumento de las tasas de interés en Estados Unidos tendría un efecto limitado sobre la economía de China, dijo el jueves el jefe subrogante de Comercio Internacional del Ministerio de Comercio de China, Zhang Xiangchen, en una conferencia de prensa. La Reserva Federal decidirá más tarde el jueves si subirá por primera vez en casi una década la tasa de fondos federales o si la mantendrá estable.

*****

Bolsas de Asia repuntan a máximos en 3 semanas antes de decisión de la Fed.-  (Reuters) – Las bolsas de Asia repuntaban el jueves a máximos en tres semanas y el dólar se debilitaba frente a otras monedas, en momentos en que los inversores consolidaban sus posiciones antes una decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos sobre tasas de interés. La Fed está considerando elevar las tasas de interés de Estados Unidos por primera vez desde el 2006, aunque los economistas están divididos en sus expectativas. La Fed anunciará su decisión a las 1800 GMT, y su presidenta, Janet Yellen, ofrecerá una conferencia de prensa a las 1830 GMT. Si bien los mercados financieros han esperado un aumento de las tasas de interés durante buena parte de este año por las señales de recuperación en la economía estadounidense, esas expectativas se han reducido en las semanas recientes por la agitación del mercado financiero mundial, especialmente en China. Incluso si la Fed sube las tasas de interés, muchos operadores del mercado esperan que los funcionarios sugieran una postura moderada sobre el ritmo de los aumentos futuros. El índice MSCI de acciones asiáticas fuera de Japón sumaba un 1,1 por ciento a su nivel más alto en tres semanas. En Japón, el índice Nikkei de la bolsa de Tokio trepó un 1,4 por ciento a 18.432,27 puntos, su máximo de cierre desde el 9 de septiembre. Las acciones en Australia subían un 1 por ciento. “Creemos que va a ser una muy decisión muy estrecha”, dijo Stephen Chiu, estratega de Mitsubishi UFJ Financial Group en Hong Kong. “Comunicar la trayectoria futura de las tasas de interés es muy importante y la Fed tendría cuidado de no sugerir un ajuste excesivo dado que los mercados globales siguen siendo muy vulnerables”, agregó. Una estrecha mayoría de los economistas en un sondeo de Reuters esperan que la Fed se abstenga de modificar la política monetaria. Apenas la semana pasada, habían predicho por un escaso margen una subida de las tasas de interés. Tal vez lo más preocupante para los mercados asiáticos en los próximos meses es que las expectativas de crecimiento de las ganancias han sido revisadas a la baja de manera constante, lo que sugiere un panorama económico sombrío con o sin un alza de las tasas de interés en Estados Unidos. Los precios del petróleo se aferraban a las fuertes ganancias del miércoles que vinieron luego de la noticia de una fuerte reducción de los inventarios del crudo en un punto de entrega clave de Cushing, Estados Unidos. Los datos aliviaron las preocupaciones sobre la oferta y ayudaron a impulsar a los maltratados precios de las acciones energéticas. A su vez, ésto apoyó las acciones de Wall Street. El índice S&P 500 subió un 0,9 por ciento, a 1.995,31 puntos, su cierre más alto en casi un mes. El oro al contado consolidaba sus ganancias tras haber repuntado un 1,3 por ciento el miércoles, a 1.119,50 d??lares la onza. En los mercados de divisas, el índice dólar, que mide el valor de la moneda estadounidense contra una canasta de otras seis divisas, caía a 95,325 desde su máximo de esta semana de 95,845.

*****

El FMI pide a China acelerar las reformas para sostener el empleo.- Ante la progresiva desaceleración del crecimiento de la segunda economía mundial, China debe acelerar la implementación de reformas estructurales para evitar que el menor crecimiento repercuta en los niveles de empleo. Esta es la principal conclusión del último informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre el país, en el que sus autores apoyan el cambio de modelo económico en China y aseguran que, a largo plazo, un mayor protagonismo de las fuerzas del mercado en la economía y la transformación hacia un sector servicios más potente y el fomento del consumo interno son las claves para evitar un aumento del paro. La tasa de desempleo urbano en China se ha mantenido alrededor del 4% en los últimos años (la cifra no se calcula en las zonas rurales). El Gobierno chino se ha fijado como objetivo para 2015 crear 10 millones de puestos de trabajo, un objetivo que se alcanzará teniendo en cuenta que hasta junio ya se habían creado 7,1 millones. A pesar de que la economía sufre una progresiva desaceleración en los últimos tres años, China ha logrado mantener sus niveles de empleo gracias al cada vez mayor protagonismo del sector servicios en detrimento de la industria, los movimientos migratorios y el hecho que las grandes compañías estatales no han reducido plantilla a pesar de estar ganando cada vez menos. El FMI cree que China necesitaría crecer entre un 6% y un 6,5% en los próximos años para asegurarse la creación de 10 millones de empleos anuales. El análisis de los economistas del FMI considera que, de seguir con la senda de reformas, China necesitaría crecer entre un 6% y un 6,5% en los próximos años para asegurarse la creación de 10 millones de empleos anuales. Si los cambios en el modelo económico del país se encallan, auguran que la tasa de paro podría llegar al 6% en 2020. El país creció un 7,4% en 2014 y la cifra se ha reducido hasta el 7% durante el primer semestre del año.  “A corto plazo, la reforma de las empresas estatales y el ajuste en sectores con exceso de capacidad empujarían la tasa de desempleo hacia arriba, pero facilitarían la transformación hacia una senda de crecimiento más sostenible”, asegura el texto. Por el contrario, un retraso en la implementación de las reformas “acumularía vulnerabilidades, debilitaría las perspectivas económicas a largo plazo y potencialmente empeoraría el desempleo”. Tras años creciendo a tasas anuales de doble dígito gracias a una economía impulsada por la inversión pública y las ventas en el exterior, China da por agotado este modelo ante la cada vez menor competitividad, reducción de la oferta laboral, la creciente desigualdades sociales y el fuerte impacto medioambiental. El objetivo es virar hacia un patrón más sostenible, con un cada vez mayor protagonismo del sector servicios y el consumo de los ciudadanos en la economía. La transformación es dolorosa porque supone una reconversión industrial que podría dejar a millones de personas sin trabajo y se realiza en un momento en que el sector inmobiliario flaquea y el crecimiento global no despega. Ante este reto, Pekín juega con el difícil equilibrio de estimular su economía sin socavar los esfuerzos de reforma realizados durante los últimos dos años. El objetivo de China es crecer un 7% este año. Se trata de una cifra que parece difícil de lograr después de un tercer trimestre protagonizado por el mayor terremoto bursátil de la historia reciente del país y una mala racha de indicadores económicos que apuntan a una mayor desaceleración. El Gobierno, sin embargo, ha respondido con un aumento del gasto fiscal y nuevos recortes de los tipos de interés. El FMI, por su parte, augura que el gigante asiático crecerá un 6,8%, dos décimas menos de lo que estima Pekín.

*****

Bruselas idea un tribunal para zanjar las disputas de inversión con EE UU. La Comisión Europea ha ideado una nueva instancia judicial para tratar de convencer a la opinión pública de que el acuerdo comercial con Estados Unidos no privilegia a los inversores en detrimento de los consumidores. La comisaria de Comercio, Cecilia Malmström, ha presentado este miércoles una propuesta de tribunal de inversión al que podrán recurrir las empresas europeas y estadounidenses que se vean perjudicadas por alguna decisión adoptada en cualquiera de los dos bloques. A largo plazo, Bruselas pretende convertir este instrumento en una plataforma pública de disputas de inversión también con otros territorios, no solo Estados Unidos. La controvertida cláusula de inversión del acuerdo que la UE negocia con Estados Unidos desde hace dos años (conocido como TTIP por sus siglas en inglés) constituye el elemento más contestado de este proyecto. Hasta ahora, el texto contemplaba un mecanismo extrajudicial –con árbitros privados- para resolver cualquier queja que un inversor europeo pudiera tener sobre el trato dispensado en Estados Unidos (y a la inversa), sin recurrir a la justicia tradicional, que demora más sus decisiones. “Lo que estaba claro en el debate es que la forma tradicional de resolver las disputas generaba una falta fundamental de confianza”, ha señalado Malmström en Bruselas. La responsable de Comercio insiste en que el nuevo instrumento que se pone sobre la mesa está “sujeto a principios democráticos y escrutinio público” y por eso confía en limar las asperezas relativas a este tratado comercial. El sistema constará de dos tribunales: uno de primera instancia, constituido por 15 jueces (cinco europeos, cinco estadounidenses y cinco de terceros países) y otro de apelación, con dos europeos, dos estadounidenses y dos de otras nacionalidades. El mecanismo está pensado para casos mayores relativos a expropiaciones, nacionalizaciones y conflictos similares, ha ilustrado la comisaria. A largo plazo, la idea es que ese tribunal que en principio solo se aplicaría al ámbito estadounidense se consolidase para resolver litigios de inversión derivados de otros acuerdos comerciales que la UE pueda firmar en un futuro, especialmente con países “con sistemas judiciales no muy sólidos”, ha precisado Malmström. No se aplicará, en cambio, a los pactos ya cerrados, como el acuerdo comercial con Canadá. Esta iniciativa constituye un primer paso en lo que se aventura como un largo camino. Con el sistema ya sobre la mesa, la Comisión Europea se lo presentará a los Estados miembros y al Parlamento Europeo, que le había pedido una solución de este tipo, para ver su grado de aceptación. Malmström ya ha avanzado que para esbozarlo ha tenido en cuenta las opiniones de muchos Estados miembros –Francia y Alemania entre ellos- sobre la mejor manera de resolver las disputas de inversores, pero ahora comenzarán las discusiones formales. Más difícil será que lo acepten los socios estadounidenses, a quienes no ha consultado durante el proceso de elaboración. La comisaria ha recordado que “no hay ley en Estados Unidos que prohíba discriminar a una compañía por ser extranjera” y que por eso el tribunal “interesa más a los europeos que a los estadounidenses”. Estos últimos pueden no ver con buenos ojos la existencia de un cuerpo público ajeno a su jurisdicción que sentencie sobre decisiones adoptadas por sus empresas o sus autoridades públicas.

*****

El conflicto de intereses enturbia el relevo en el Banco de Francia.- La designación del nuevo presidente del Banco de Francia, encargado de supervisar el sector bancario y los mercados financieros, se ha convertido en un debate público de alto nivel por el supuesto conflicto de intereses del candidato. Se trata de François Villeroy de Galhau, de 56 años, hasta el pasado abril director general adjunto y número dos de BNP Paribas, el mayor banco de Francia. Lo ha propuesto el presidente François Hollande, pero casi 150 economistas exigen que el Parlamento lo rechace porque consideran “ilusorio” que pueda actuar con independencia e imparcialidad. Exalumno de la Escuela Nacional de Administración, como Hollande, Villeroy ha ocupado importantes puestos de responsabilidad en el potente banco privado francés desde 2011. En abril, y a petición del Gobierno, dejó el banco para hacer un estudio sobre potenciales inversiones en Francia y, el pasado día 8, Hollande lo nominó para dirigir el Banco de Francia, si bien debe superar una audición y una votación el próximo 29 en la Comisión de Finanzas en el Parlamento. Solo así sustituirá a Christian Noyer, que cumple en octubre el mandato que inició en 2003. Consciente de las sospechas que levanta su designación, Villeroy difundió el pasado día 11 un escrito en el que se compromete a no percibir “ninguna remuneración diferida del BNP” (salarios variable, indemnización por su marcha o stocks options), ni a participar durante dos años en ninguna decisión que afecte a BNP o sus filiales. Nada ha calmado el rechazo a su elección en amplios círculos de economistas y políticos, que preferían la candidatura de Benoît Coeuré, de 46 años, hoy hombre de confianza de Mario Draghi en el BCE y que nunca ha trabajado en el sector privado. El martes, más de 140 economistas –muchos de ellos profesores de universidades, entre ellos Thomas Piketty- difundieron en Le Mondeun escrito muy crítico con la opción de Hollande. “El sector bancario es particularmente propicio a los conflictos de intereses”, alertan. “Es totalmente ilusorio afirmar que se puede haber servido a la industria bancaria y, unos meses más tarde, asegurar su control con imparcialidad y total independencia”. Aunque no dudan de su preparación, Villeroy, dicen los economistas, está expuesto a “un grave conflicto de intereses”. Por eso, opinan que Hollande debiera haber elegido a Coeuré, de quien destacan su independencia “frente a las presiones políticas y del lobby bancario”. “Son nuestros gobernantes tan prisioneros de los intereses financieros que dejan a las finanzas el poder de nominar a los suyos para funciones claves de instancias que supuestamente las regulan?”. Los economistas se preguntan también si los gobernantes están tan “desconectados de sus ciudadanos” como para no medir la desconfianza que genera estas decisiones. Los firmantes dirigen el escrito a los presidentes del Senado y la Asamblea Nacional, así como a los integrantes de la Comisión de Finanzas, a quienes piden que no voten a Villeroy el próximo día 29. Los bancos nacionales en la zona euro coordinan con el BCE la supervisión de los sectores bancarios de cada país y aplican las políticas monetarias aprobadas por el banco central. El presidente del banco de Francia, como los del resto de Estados europeos, también representa a su país en los organismos internacionales de regulación bancaria.

*****

Decisión sobre tasas de interés de la Fed representa prueba para enfoque económico de Yellen.- (Reuters) – La presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos, Janet Yellen, ha dejado en claro que preferiría retrasar un alza de las tasas de interés a moverse antes de tiempo y arriesgarse a poner piedras a una recuperación económica tibia, una visión que enfrentará el jueves su prueba más importante a la fecha. Habiendo sopesado un avance constante de la economía hacia el pleno empleo frente a un contexto de inflación débil, crecimiento salarial mustio y turbulencia en el extranjero, la Fed dará a conocer su última decisión sobre tasas de interés al final de una reunión de dos días. Un alza de las tasas de interés sería la primera en Estados Unidos en casi una década. Los observadores de la Fed, sin embargo, creen que el resultado será el equivalente de un “cara o cruz”, donde el deseo declarado de Yellen por ver que los trabajadores obtengan más beneficios de la recuperación se enfrentará a unas alzas débiles de los precios y una serie de riesgos globales. “La clave es lo que piensa Yellen y mi conjetura es que ella va a querer esperar”, dijo Mark Zandi, economista jefe de Moodys Analytics. “Si te pones en sus zapatos, no quisieras errar por actuar demasiado pronto”. Ese es un error que el Banco Central Europeo cometió dos veces en el 2011. Además de la publicación de la declaración de política monetaria a las 14.00 hora local (1800 GMT), la Fed también emitirá una nueva serie de proyecciones económicas que permitirán conocer el ritmo previsto de alzas posteriores en las tasas de interés y otros asuntos económicos clave. Yellen ofrecerá una conferencia de prensa poco después. Los inversores, economistas y analistas están ampliamente divididos sobre si la Fed confiará más en el crecimiento estable de Estados Unidos y subirá las tasas de interés, o si cederá a las preocupaciones por la salud de la economía global y retrasará el “despegue” hasta octubre o diciembre. “Un buen argumento para elevar las tasas de interés ahora es que todo el mundo sabe que un aumento es inevitable y la especulación sobre el momento está creando mucha volatilidad. Una forma de reducir eso es terminar el juego de adivinanzas”, dijo Ann Owen, profesora de economía en el Hamilton College en Clinton, Nueva York, y ex economista de la Fed. Pero a un banco central que gusta descansar sus decisiones en el comportamiento de los datos macroeconómicos, los números más recientes le han dado pocas señales de la conveniencia de alejarse de las políticas en que se embarcó tras la crisis financiera del 2007-2009.

*****

Déficit de cuenta corriente de EEUU se reduce con fuerza en segundo trimestre.- (Reuters) – El déficit de cuenta corriente de Estados Unidos se redujo más de lo previsto en el segundo trimestre en la medida en que el comercio y las inversiones desde el exterior aumentaron, pese a la fortaleza del dólar. El Departamento de Comercio dijo el jueves que el déficit de cuenta corriente, que mide el flujo de bienes, servicios e inversiones hacia y desde el país, cayó un 7,3 por ciento, a 109.700 millones de dólares. El declive también reflejó una caída en transferencias del Gobierno. Economistas consultados en un sondeo de Reuters proyectaban una caída del déficit de cuenta corriente a 111.300 millones de dólares en el segundo trimestre. El déficit de cuenta corriente del segundo trimestre representó un 2,5 por ciento del producto interno bruto (PIB), que se compara con un 2,7 por ciento del PIB en el período de enero a marzo.

*****

España. Economía prepara una orden ministerial sobre comisiones.- Economía ya se ha puesto manos a la obra para poner orden en el tema de la doble comisión bancaria en los cajeros. Fuentes del Ministerio que dirige Luis de Guindos aseguran que se está elaborando una orden ministerial que se sacará a audiencia pública en unas dos semanas.  Ayer, el Banco de España pidió al Gobierno que tomara cartas en el asunto, para evitar que los bancos sigan cobrando doble comisión por retirar dinero en efectivo en el cajero. Hoy mismo, Economía ha hecho saber que ya está trabajando sobre el tema. El Ministerio confía en que en dos semanas tendrá lista una orden ministerial, para cuya elaboración pedirá ayuda al Banco de España, a la CNMV y a Competencia (CNMC). Además, las fuentes aseguran que Economía se reunirá en los próximos días con el sector para escuchar también sus propuestas y apuntes. El equipo de De Guindos adelanta que el criterio general que regirá la orden ministerial es que “no se puede cobrar una doble comisión” y que “el objetivo es minimizar el coste para el usuario de este servicio”. La intervención del Gobierno servirá para poner fin a la guerra que se ha desatado entre las entidades, a raíz de la decisión de los grandes bancos -CaixaBank, BBVA y Santander- de cobrar dos euros a los no clientes por retirar efectivo de sus cajeros. Un grupo de diez entidades, lideradas por Bankia y Sabadell, anunció ayer un acuerdo por el que se comprometen a no aplicar recargos adicionales a sus clientes por sacar dinero de cualquiera de su red de cajeros.  Pero, mientras tanto, las entidades sí están aplicando doble comisión cuando un cliente retira dinero en CaixaBank (y pronto, en BBVA, que aplicará el cargo de los dos euros desde el día 21 de septiembre; o Santander).  El Banco de España avisó en julio a los bancos que no toleraría este comportamiento. Sin embargo, no aclaró cuál comisión tiene que ser eliminada, así que los bancos han seguido adelante con su política, cada uno defendiendo que sólo cobra una comisión. Finalmente, el regulador ha pedido que sea el Gobierno a regular por ley este asunto.(deInmediato)