Ejército sirio ya usa nuevas armas rusas

Foto: El presidente ruso Vladimir Putin, el ministro de exteriores ruso Sergei Lavrov  y el ministro de Exteriores sirio Walid al-Muallem de espaldas en una reunión en Moscú, en el Kremlin, 29 de junio de 2015. Los militares sirios han comenzado recientemente a emplear nuevos tipos de armas aéreas y terrestres suministradas por Rusia, dijo el jueves una fuente militar siria. / REUTERS
Foto: El presidente ruso Vladimir Putin, el ministro de exteriores ruso Sergei Lavrov y el ministro de Exteriores sirio Walid al-Muallem de espaldas en una reunión en Moscú, en el Kremlin, 29 de junio de 2015. Los militares sirios han comenzado recientemente a emplear nuevos tipos de armas aéreas y terrestres suministradas por Rusia, dijo el jueves una fuente militar siria. / REUTERS

Los militares sirios comenzaron a usar recientemente nuevos tipos de armas aéreas y terrestres suministradas por Rusia, dijo el jueves una fuente militar a Reuters, lo que pone de manifiesto un creciente apoyo ruso a Damasco que alarma a Estados Unidos.

Reuters

“Las armas son muy efectivas y precisas, y alcanzan los objetivos con exactitud”, dijo la fuente en respuesta a una pregunta sobre el apoyo ruso. “Podemos decir que hay todo tipo de armas, de aire o tierra”.

La fuente dijo que el Ejército fue entrenado en el uso de las armas en los últimos meses y ahora las está desplegando, aunque declinó dar otros detalles, más allá de decir que se trataba de “nuevos tipos”.

El Gobierno ruso dijo el jueves que su apoyo militar a Damasco está destinado a combatir el terrorismo, salvaguardar el Estado sirio y evitar una “catástrofe total” en la región.

Esto incluye una mayor presencia militar rusa en terreno en Siria, donde el presidente Bashar al-Assad ha enfrentado una creciente presión este año de los rebeldes que luchan por derrocarlo, pero su alcance y sus intenciones siguen sin estar claras.

Washington, que quiere a Assad fuera del poder, ha dicho que cree que Rusia está llevando adelante un significativo refuerzo militar que podría exacerbar la guerra.

Estados Unidos, Arabia Saudita y Turquía han apoyado a los insurgentes que luchan por derrocar a Assad, cuyo apoyo militar extranjero ha venido mayormente de Irán y su aliado libanés Hezbollah.

Una coalición liderada por Washington también está bombardeando a militantes de Estado Islámico en Siria e Irak, elevando la posibilidad de un enfrentamiento potencial entre las fuerzas estadounidenses y rusas.

La fuerza aérea siria lanzó fuertes ataques aéreos sobre la ciudad de Raqqa, una importante base de operaciones para el Estado Islámico en Siria que usualmente es atacado por la coalición liderada por Washington.

Los ataques aéreos, reportados por activistas en Raqqa, no fueron confirmados por el Ejército sirio.