En Lara los maestros sólo piden los útiles estrictamente necesarios

Foto archivo
Foto archivo

En el caso de la Unidad Educativa Nacional Bararida, no asistió ninguno de los alumnos del plantel; mientras tanto, en la UEE Tomás Rafael Giménez, no se convocó al inicio de las actividades por falta reparaciones y equipos que fueron robados durante las vacaciones, de acuerdo a lo expresado por el personal directivo, las refacciones necesarias se están realizando bajo el apoyo y la supervisión de los padres y representantes, que han prestado parte de su tiempo y recursos, en tal labor.

El Informador

En cuanto a los útiles escolares de este año, varias maestras comentaron al respecto que se han limitado a pedir lo estrictamente esencial para impartir clases.

“Yo pedí la más mínima expresión de útiles porque en estos momentos la cosa está muy difícil”, expresó la educadora Antonieta Alvarado.

“Una de las representantes me mandó un mensaje, explicándome que no podía traer a los niños porque no ha podido comprar uniformes y útiles necesarios”, comentó la profesora Dalia Barroeta.

“Lo importante es que los niños aprendan a leer y a escribir, no estoy pidiendo materiales del otro mundo, sólo lo esencial”, señaló la profesora Betty Arandia, de la UE Bararida.

“No estamos pidiendo libros, usaremos los que ya teníamos a disposición y la Colección Bicentenaria”, acotó Ana Mogollón, de la UEE Tomás Rafael Giménez.

“Sólo estoy pidiendo un cuaderno para Matemáticas y otro para las tareas, sus lápices y creyones, lo importante es que lo niños aprendan” manifestó la educadora Yolimar Hurtado.