Guyana acudirá a la ONU para buscar solución al Esequibo si no hay acuerdo bilateral

Foto: AVN
Foto: AVN

 

El ministro de Asuntos Exteriores de Guyana, Carl Greenidge, dijo hoy que su país buscará a través de la ONU una solución a la disputada que mantiene con Venezuela sobre la región de Esequibo en el caso de que no prosperen las conversaciones bilaterales.

EFE

Greenidge indicó en una declaración oficial que la aprobación de la nueva embajadora guyanesa en Caracas es fundamental para avanzar en la búsqueda de un acuerdo, pero que si esa vía no es válida se optará por la ONU para alcanzar una solución a la disputa con Venezuela.

“Seguiremos confiando en el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, para encontrar la mejor manera de resolver la controversia fronteriza con Venezuela, incluso si ese país se niega a aprobar nuestra propuesta de futuro embajador”, dijo Greenidge.

“Guyana, por supuesto, sigue dispuesta a dialogar con Venezuela sobre asuntos que afectan a nuestras relaciones bilaterales, por lo que vemos en el intercambio de embajadores una parte importante para el diálogo. Sin perjuicio de las medidas anunciadas por el presidente Nicolás Maduro, en este sentido estamos dispuestos a continuar la discusiones “, subrayó el jefe de la diplomacia de Guyana.

La declaración de Greenidge sigue a la decisión de Maduro de paralizar la aprobación de la nueva embajadora guyanesa en Caracas a causa de unas supuestas declaraciones ofensivas de Greenidge sobre su persona.

Maduro anunció el miércoles que dio instrucciones a su ministra de Relaciones Exteriores, Delcy Rodríguez, para que suspenda temporalmente la petición de Guyana de que Cheryl Miles se convierta en nueva representante diplomática de Georgetown ante Venezuela.

El presidente de Venezuela citó unas recientes declaraciones de Greenidge en Estados Unidos como la principal razón para retrasar temporalmente la autorización para Miles.

Greenidge señaló sobre sus declaraciones en EE.UU. que no fueron sobre nada nuevo y que surgieron en respuesta a la extensión unilateral de Maduro de su fronteras terrestres y marítimas en la región de Esequibo, en clara violación del Acuerdo de Ginebra, según el jefe de la diplomacia de Guyana.

“Lo que dije -en Estados Unidos- no se diferencia en nada de lo apuntado antes y fue en defensa de los derechos de Guyana”, zanjó Greenidge.

La controversia entre ambos países por el Esequibo, de 160.000 kilómetros cuadrados, una superficie que significa dos terceras partes de Guyana, se remonta a la época en que este país era colonia británica y se recrudeció cuando en mayo pasado el presidente venezolano firmó un decreto que incluía las zona en disputa dentro de su frontera.

El decreto redistribuye al territorio venezolano en áreas conocidas como Zonas Operativas de Defensa Integral e incluye un territorio marítimo donde recientemente se descubrió un importante yacimiento de petróleo.

La norma presidencial motivó una dura respuesta de Guyana y una advertencia de la Comunidad del Caribe.