Guyana dice que Venezuela no ha notificado desaprobación a su embajadora

 

Parliament_Georgetown_Guyana

 

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Guyana carece de notificación oficial por parte del Gobierno de Venezuela que confirme la paralización del proceso de aprobación del nuevo embajador guyanés en Caracas, señalaron hoy a Efe vía telefónica fuentes oficiales del Ejecutivo de Georgetown. EFE

“No hemos recibido todavía notificación oficial sobre esa decisión”, señaló la directora general del Ministerio guyanés, Audrey Waddell, en respuesta a unas declaraciones de ayer sobre el asunto del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

El jefe del Ejecutivo venezolano indicó que tuvo que paralizar el proceso de beneplácito al nuevo embajador de Guyana a causa de unas supuestas declaraciones ofensivas del canciller de ese país, Carl Greenidge.

Maduro dijo además que el clima de tensión entre los dos países por la disputa territorial en la región limítrofe del Esequibo parecía estar distendiéndose gracias a la intervención del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y que por ello estuvo dispuesto a aprobar el plácet para el representante propuesto por Guyana.

Señaló que, pese a estos pasos positivos, su canciller Delcy Rodríguez le informó el martes de que el canciller de Guyana “enloqueció en un viaje que hizo a Estados Unidos” y lanzó “ataques a Venezuela”, por lo que pidió a su ministra de Exteriores que parara el plácet.

La controversia entre ambos países por el Esequibo, de 160.000 kilómetros cuadrados, una superficie que significa dos terceras partes de Guyana, se remonta a la época en que este país era colonia británica y se recrudeció cuando en mayo el presidente venezolano firmó un decreto que incluía las zona en disputa dentro de su frontera.

El decreto redistribuye al territorio venezolano en áreas conocidas como Zonas Operativas de Defensa Integral e incluye un territorio marítimo donde recientemente se descubrió un importante yacimiento de petróleo.

La norma presidencial motivó una dura respuesta de Guyana y una advertencia de la Comunidad del Caribe.