Las islas que debes visitar si viajas a la Costa Azul

Tanto si eres aficionado al fútbol como si no lo eres, apuesto a que te has enterado de que este año Cristiano Ronaldo, el futbolista portugués del Real Madrid, pasó unos días en un barco cerca de Saint-Tropez, en la Costa Azul. Y seguro que te fijaste en algo más que el escultural cuerpo del luso mientras se hacía un “tú me das cremita, yo te doy cremita” con sus amigos. En las claras aguas del Mediterráneo que baña la Costa Azul, la llamada Riviera Francesa. Pero no, éste no es un artículo más que habla de las maravillosas ciudades de la citada riviera: Marsella, Saint-Tropez, Cannes, Niza… Vamos un paso más allá y hablamos de una ruta que no tanta gente realiza, la que recorre las islas de la Provenza. Se trata de esos pequeños paraísos que encierran islas e islotes cercanos a la costa y a los que puedes acceder, si no tienes barco, a través de ferries.

FRENTE A LA COSTA DE MARSELLA: Islas Frioul

islas_imprescindibles_en_la_costa_azul_424684297_650x

Un buen lugar para iniciar la ruta es Marsella gracias a su buena comunicación por vía aérea y a la cercanía con España. Tan cerca y tan lejos de la bulliciosa ciudad portuaria se encuentran las islas Frioul, cuyo puerto deportivo y sus restaurantes reciben la visita de los marselleses en los momentos de ocio. Hay transbordadores desde el Puerto Viejo de Marsella bastante económicos y, aparte de ir a comer, puedes pasear por su rocoso paisaje o visitar sus vetustas fortalezas militares.

FRENTE A LA COSTA DE MARSELLA: isla de If

islas_imprescindibles_en_la_costa_azul_257284037_650x

No muy lejos de allí tienes la posibilidad de visitar una isla con mucha literatura: If. Si no te suena, te recuerdo que en esta isla el escritor Alejandro Dumas situó la prisión de la que tuvo que escaparse El Conde de Montecristo. Como es normal en estas islas, una construcción militar ocupa casi todo el islote, posiblemente la cárcel en la imaginación de Dumas. Es desembarcar allí y un halo de romanticismo invade tu cuerpo.

FRENTE A LA COSTA DE MARSELLA

islas_imprescindibles_en_la_costa_azul_547539521_650x

Frente a las Calanques marsellesas, una especie de fiordos a los que no se puede acceder en coche, se pueden observar tres islotes deshabitados: L’Estacade, La Pierre Tremouere, Tete de la Botte. Acceder a ellos es imposible si no dispones de un pequeño barquito o algún amigo que tenga un pequeño barquito. Lo que sí puedes hacer es coger un barco que te lleve a las Calanques y pase cerca de estas pequeñas islas.

Lee el artículo completo en Traveler.es