Libran alerta roja de Interpol para El Monstruo de Santa Rosa

(foto archivo)
(foto archivo)

Una alerta roja —emitida por el Sistema de Notificaciones Internacionales de Interpol— pesa sobre Manuel Alejandro Espinoza Roa, “El Monstruo de Santa Rosa”, quien violó y asesinó a su pareja, Greilys Ortega (25), y a tres hijos de ella: Miguel Efraín (9), Yusbelys Margarita (7) y Manuel José (6), reseñó Panorama.

Por Angelina Estrada

Fuentes ligadas a la policía científica revelaron a PANORAMA que la búsqueda de Espinoza se activó a través de la policía internacional debido a que este “probablemente no se encuentre dentro del territorio venezolano”, indicó un informante.

Las intensas labores de búsqueda efectuadas por funcionarios de la División de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) , el Cpbez y distintos cuerpos de seguridad de la región no han cesado desde la mañana del pasado lunes 7 de septiembre, cuando familiares de las cuatro víctimas realizaron el espeluznante hallazgo.

“Se han realizado numerosos allanamientos en Santa Rosa de Agua, en las islas Zapara y Toas y hasta en Trujillo (de donde es oriundo), pero los resultados no han sido favorables. No descansaremos hasta dar con su paradero”, agregó la fuente.

Días atrás, voceros de la policía científica informaron que, además de Zulia y Trujillo. la búsqueda de “El Monstruo” se había extendido a los estados Falcón, Lara y Mérida.
“De producirse la captura de Espinoza, este sería imputado por los delitos de femicidio agravado, homicidio calificado, abuso sexual agravado y violencia sexual agravado”, sostuvo la fuente detectivesca.

“El Monstruo”, quien en 2010 estuvo preso por hurto calificado, en El Milagro; y dos años después por acoso u hostigamiento a una mujer, enfrentaría una pena entre 28 y 30 años.
El autor del cuádruple homicidio, quien desde hacía un año compartía con los cuatro hijos de Greilys, cometió el múltiple homicidio la madrugada del domingo 6 de septiembre, horas después de haber compartido con su pareja en una fiesta. Solo la hija menor de Greilys, de apenas 7 meses, salió con vida del brutal asesinato.

Para no levantar sospechas entre los vecinos, Espinoza le subió volumen al reproductor de CD y cometió el horrendo crimen dentro del rancho donde vivía la familia, ubicado en el callejón Ayacucho, en Santa Rosa de Agua. El múltiple homicidio mantiene impactada a toda una colectividad que clama justicia a las autoridades.